VIAJE A ALSACIA Y RUTA ROMÁNTICA POR ALEMANIA

VIAJE A ALSACIA Y RUTA ROMÁNTICA POR ALEMANIA

Viaje de tres semanas por Francia y Alemania. Recorremos la Alsacia hasta Estrasburgo, pasamos la frontera Alemana y bajamos hasta Munich por la Ruta Romántica. Finalmente recorremos la Selva Negra. Nos acompaña en todo momento la lluvia, sólo dejándonos alguna tregua en Munich y en la costa francesa, donde aprovechamos para darnos unos baños.

VIAJE A ALSACIA Y RUTA ROMANTICA 2014

DIA 1|3 de julio, Antequera-San Clemente

Aunque nuestra intención era llegar por la mañana a Port Aventura y conducir por la noche, nos quedamos en la mitad del camino, en San Clemente. Allí dormimos en el área de autocaravana. El área de San Clemente, en la provincia de Albacete, está muy bien para una parada en el viaje, y si quieres puedes pasear por el pueblo que es muy bonito, pero a nosotros nos queda mucho camino y ya estuvimos allí en otra ocasión.

  • San Clemente: N 39.39743, W 2.43582

 

DIA 2|4 de julio, San Clemente- Port Aventura

De aquí salimos temprano pero no llegamos a Port Aventura hasta las seis de la tarde. El área esta genial, pero si no vas a entrar en el parque no merece la pena porque te cobran 35 Euros. Sin embargo con la entrada a Port Aventura tienes el área gratis, un 10% de descuento en las entradas y por supuesto puedes utilizar las instalaciones del Hotel Gold River que está al lado del Área. Así que lo primero que hicimos fue irnos a la piscina del hotel y luego pasearnos por el mismo, que como sabéis es un mini poblado del oeste, por donde puedes pasearte hacerte fotos con una antigua locomotora o jugar en el salón de juegos… en fin, pasamos una divertida tarde.

  • Port Aventura: N 41.095395, W 1.154788

DIA 3|5 de julio, Port Aventura- Valls

Entramos en el Parque sobre las once y aunque las colas eran inmensas no tuvimos que esperar ya que teníamos las entradas obtenidas la tarde anterior, y genial…. Doce horas!! , como el área sólo tiene derecho a una sola noche con las entradas, decidimos irnos a dormir a un pueblo cercano llamado Valls, donde existe otra área de autocaravanas.

 

DIA 4|6 de julio, Valls-Leucate

Salimos de Valls hacia las nueve y a las tres llegamos a Leucate, con un sol espléndido que no tardó en irse, ya que después de almorzar se puso a llover y la tarde en la magnífica playa de Leucate se fastidió.

  • LEUCATE: área de AC 42°54'0.75"N   3° 3'9.73"E

 

DIA 5|7 de julio, Leucate-Vienne

El día se ha presentado lluvioso por lo que decidimos aprovechar para hacer kilómetros hacia Besançon, pero son más de 500 km y finalmente paramos en Vienne, ciudad a la orilla del Ródano, y con importantes restos arqueológicos. Tras dejar la auto en su área de autocaravanas, cogemos las bicis y en diez minutos estamos en el centro. Hay un carril bici que bordea el Ródano y va desde el área a la misma puerta de la Catedral de San Mauricio. De ahí, el paseo a pie se hace agradable al teatro romano, al templo romano de Augusto y Livia o la iglesia de San Pierre.

Vienne 07-07-2014 19-29-05.JPG Vienne 07-07-2014 19-21-17.JPG Vienne 07-07-2014 19-04-26.JPG Vienne 07-07-2014 18-29-18.JPG Vienne 07-07-2014 18-22-43.JPG
  • Vienne  N 45.53894  W 4´87224

 

DIA 6|8 de julio, Vienne - Besançon

Llegamos a la hora de comer a  Besançon, una ciudad repleta de calles estrechas y peatonales y de edificios históricos. Aparcamos en el parking Rodia. Es un buen sitio para pernoctar.  De ahí sale un camino perfectamente indicado como camino a la CITAVELLE. Se encuentra en la otra orilla del río y cruzando el puente entramos por la puerta RIVOTTE. Tras una subida empinada y por escaleras de piedra y peldaños enormes que bordean la muralla, llegamos a la Citavelle,  que es una fortificación del siglo XVII y que consta de tres líneas de defensa y que jamás fue asediada. Actualmente alberga varios museos y un jardín zoológico que es ideal para ir con niños. De ahí y tras una visita que puede durar más de cuatro horas, recomendamos bajar hasta la Grand Rue, arteria principal de la ciudad Para visitar los edificios principales de la Ciudad, la Catedral de Saint Jean, La porte Noire (arco de triunfo de Marco Aurelio) y por supuesto todos los edificios civiles y religiosos que entrono a esta calle se concentran: la casa de Victor Hugo, la Casa de los hermanos Lumiere, la Grande Rue, el Palais Grandvelle y la plaza Huit-Septembre, donde están el Ayuntamiento y la iglesia de St.-Pierre, importantes edificios de los siglos XVI y XVIII respectivamente. La iglesia de St.-Pierre con su imponente campanario y sus cuatro columnas corintias que sostienen el frontal de la entrada al templo, fue reconstruida entre 1782 y 1786, aunque la antigua iglesia sobre la que se cimentó ésta, data de 1733. Es Monumento Histórico desde 1942.

Grande Rue arriba hacia el Pont de Ballant, puente por el que se cruza el río Doubs, se llega a la Iglesia de Ste.-Madeleine, cuya construcción se hizo entre 1746 y 1766. Las dos torres se terminaron en 1830. Desde aquí y tras cruzar la Place de la Republique, volvemos sobre nuestros pasos por la Rue Granges, hasta la Rue Pontarlier…  todas las calles conservan edificios del siglo XVII y XVIII.

Si no quieres ir andando, desde el Parking sale un autobús 17 que te lleva directo a la ciudadela.

Besançon 08-07-2014 19-12-02.JPG Besançon 08-07-2014 19-11-45.JPG Besançon 08-07-2014 18-54-11.JPG Besançon 08-07-2014 18-41-35.JPG Besançon 08-07-2014 18-33-58.JPG Besançon 08-07-2014 18-15-58.JPG
  • Parking en Besançon: Avenue Arthur Gaulard (Entrada por el Pont de Bregille), 25000 Besançon

Coordenadas GPS: N 47º 14’ 16.85’’ - E 6º 01’ 57.16’’ (N 47.23801  -  E 6.03256). Situado a menos de 1km del centro histórico de Besançon, a unos 10 minutos a pie. Gratuito desde las 19:30h hasta las 9:00h durante el mes de agosto. Resto del día 1€ la hora. No hay ningún tipo de servicio.

  • AREA AC 47°14'13.06"N  6° 0'59.33"E
  • PARKING CON PERNOCTA 47.23145  6.03924

 

DIA 7| 9 de julio, Besançon - Eguisheim - Kayserberg

Hoy entramos de lleno en ALSACIA, la región más pequeña de Francia. Esta pequeña región ha sido disputa constante entre Francia y Alemania durante siglos. De ahí que este a caballo no solo por ser frontera física entre la tradición alemana y la francesa.

Los paisajes y los pueblos alsacianos también tienen un marcado carácter alemán. Su paisaje es muy parecido al de  la Selva Negra y sus pueblos y ciudades anclados en la fisionomía de su pasado medieval nos  recuerdan a los cuentos  de los hermanos Grimm. Los nidos de cigüeñas en el tejado de muchas iglesias y los paisajes vinícolas hacen de esta región una de los más bonitas de Francia.

Eguisheim

Aparcamos en el Área de autocaravanas que está junto al cementerio y al lado de las pistas de tenis. Cruzando la calle y en menos de  5 minutos andando llegamos a la Grand Rue, calle que cruza de este a oeste esta pequeña aldea edificada en tres círculos concéntricos de casas/murallas en torno a los escasos restos de un castillo del siglo VIII. La disposición circular de las propias viviendas servía de defensa ante los ataques enemigos y hacían de muralla. Las empedradas calles y la estrechez eran un auténtico medio de defensa.

En la Place du Chateau, se sitúa la fuente del Papa San León IX, hijo del conde de la Alsacia Hugo de Eguisheim. San León IX nació aquí en 1002. Desde aquí y siguiendo la ruta que nos han marcado en la oficina turismo, visitamos la pequeña ciudad y disfrutamos de sus  pintorescas  calles. Con sus casas de entramado de madera llenas de plantas y flores, las estrechas calles adoquinadas y en rampa, todo parece sacado de un cuento.

Estas calles están todas salpicadas de la mejor tradición vitivinícola de la zona. Aquí se encuentran numerosas bodegas que ofrecen a los turistas los mejores caldos. Los más famosos: el Eichberg y el Pfersigberg. Existe la posibilidad de probar el vino antes de comprarlo.

Eguisheim 09-07-2014 13-27-51.JPG Eguisheim 09-07-2014 13-27-26.JPG Eguisheim 09-07-2014 13-21-44.JPG Eguisheim 09-07-2014 13-19-41.JPG Eguisheim 09-07-2014 13-17-42.JPG Eguisheim 09-07-2014 13-17-28.JPG Eguisheim 09-07-2014 13-03-48.JPG

Kaysersberg

Tras pasar la mañana en EGUISHEIM, salimos hacia  KYASERSBERG, donde llegamos en media hora. El área está perfectamente señalizada y está a 5 minutos del centro

En el Monte del César, así es como llamaban los romanos a Kaysersberg, se encuentran las ruinas del castillo que construyó la condesa de Horbourg en el  siglo XIII. No merece la pena subir solo queda el torreón.

La  Oficina de Turismo se encuentra en el ayuntamiento, en un edifico precioso del siglo XVII junto  a la Iglesia de la Ste-Croix y la fuente del Emperador Constantino.

La Iglesia gótica (siglo XV) de origen románico (siglo XIII) alberga en su interior un hermoso retablo de madera en forma de tríptico, con todas las escenas de la pasión en torno a Cristo en la cruz. Es obra de Hans Bongart y la finalizó en 1518. Pero lo que más llamará su atención es la desproporcionada crucifixión de Cristo, que se encuentra apoyada en una viga de madera sobre el pasillo central de la Iglesia. Saliendo de la Ste-Croix, nos encontramos con la fuente del Emperador romano Constantino, una hermosa placita llena de encanto, pues la plaza está rodeada de casas de entramado de madera con las ventanas llenas de flores.

Siguiendo parte de la ruta que nos marca el plano, podemos ver la casa natal de Albert Schweitzer (1875-1965) nacido en Kaysersberg, premio Nóbel de la Paz en 1952. Luchó contra el subdesarrollo y las enfermedades africanas. El paseo por la villa es muy agradable, pues podemos ver las casa tradicionales a la vera del río Weiss que va serpenteando la ciudad haciendo de ella un lugar idílico.

Kayserberg 09-07-2014 18-54-26.JPG Kayserberg 09-07-2014 18-53-00.JPG Kayserberg 09-07-2014 18-36-51.JPG Kayserberg 09-07-2014 18-36-34.JPG Kayserberg 09-07-2014 18-34-25.JPG
  • PARKING EGUISHEIM 48.04127  7.304736, 48° 2'30.10"N  7°18'35.91"E
  • AREA EGUISHEIM 48.0439  7.31284
  • AREA AC KAYSERBERG (7€ pernocta)  48.13616º 7.26191º

 

DIA 6|10 de julio, Kaysersberg - Colmar - Riquewihr - Ribeauville

Colmar

Tras varias vueltas por los cuatro puntos de coordenadas que llevábamos para aparcar en Colmar, decidimos hacerlo en una de las calles adyacentes a la Rue d´Agen. El área que aparece en Internet no existe ya, y los parking tiene limitada la altura. Como nosotros son varias las AC que nos encontramos aparcadas en calles próximas al Centro o cercanas a a antiguos parkings.

Desde nuestro emplazamiento tardamos unos diez minutos andando al centro. La ciudad nos deja fascinados. Era mucho lo que habíamos leído pero lo supera con creces

Casi todo el centro histórico es peatonal, lo que permite disfrutar más la ciudad. Comenzamos nuestra visita por la Maison des Têtes (Casa de las cabezas), en la Rue des Têtes y llamada así por las 106 cabezas gesticulantes que ostenta su fachada. Tras eso giramos hacia la plaza de los capuchinos y justo al lado hicimos una degustación tranquila de los productos locales (tarte d´oignon, bretzel gratinado,…). Después nos encaminamos hacia la siguiente plaza, la de la Catedral. Allí se encuentra la iglesia colegial de San Martín, un templo de 1375 en el que hay que destacar las esculturas de los pórticos, las vidrieras que dan una luminosidad muy particular al interior, la Última Cena representada por pequeñas figuras de madera en una oscura capilla y el órgano del siglo XVIII, que no hace mucho fue restaurado. Salimos de San Martín y tras pasar por la pequeña rue Mercière, llegamos a la rue des Marchands, donde se encuentra, la Maison Pfister, con su esbelta torre con escaleras, su fachada con varios niveles de galerías y su balcón de madera. La casa Pfister, construida en 1537, es una construcción medieval y de estilo gótico. Está adornada con los retratos de los emperadores Maximiliano, Carlos V y Fernando I y fue mandada construir por Louis Pfister, un adinerado empresario. Justo enfrente se encuentra la casa del Escultor Frédéric Auguste Bartholdi, el autor de la estatua de la Libertad de Nueva York.

Seguimos calle abajo para llegar a la Grand Rue a la altura de la Antigua Aduana (L´Ancienne Douane, también llamada Koïfhus). Es un edifico del siglo XVI con una gran balconada de madera. La planta baja servía de almacén, mercado y centro aduanero y el primer piso de ayuntamiento. Nosotros nos encontramos con una especie de “Bieregarden”, pero de vinos de la Alsacia que habían instalado allí el homónimo de lo que en España sería el consejo regulador de denominación de origen, por lo que tras darnos una vuelta por la Petite Venecia  hicimos parada y catamos por cuatro euros cada uno un par de vinos.

Colmar 10-07-2014 14-24-14.JPG Colmar 10-07-2014 14-21-40.JPG Colmar 10-07-2014 14-13-52.JPG Colmar 10-07-2014 14-13-24.JPG Colmar 10-07-2014 14-09-50.JPG Colmar 10-07-2014 14-06-43.JPG Colmar 10-07-2014 14-05-43.JPG Colmar 10-07-2014 14-02-38.JPG Colmar 10-07-2014 13-36-46.JPG Colmar 10-07-2014 13-32-19.JPG Colmar 10-07-2014 13-24-35.JPG Colmar 10-07-2014 13-29-52.JPG Colmar 10-07-2014 12-19-02.JPG

En cuanto a la Pequeña Venecia, es un barrio  lleno de colorido, de madera llenas de flores y pintadas de color y bañadas por el único canal que existe, el rio Lauch, en cuya orilla los antiguos curtidores lavaban las pieles. Situarse sobre unos de los puentes que cruzan el canal y poder contemplar las hermosas casas que lo flanquean es algo que no os debéis perder si visitáis esta ciudad. Tras como hemos dicho, degustar los vinos y productos alsacianos ponemos rumbo a Riquelwhir.

Riquewihr

El parking de Riquewihr no es un área de Camping-car como tal. Hay habilitada una zona para autocaravanas donde caben unas 8 ó 10 autocaravanas, no más. En el resto del parking está prohibido aparcar, es sólo para coches. Pero más arriba existe otro parking de autobuses donde se puede aparcar tranquilamente las AC e incluso pernoctar por 5 Euros, el problema: la inclinación.

Esta población, rodeada de viñas y antiguas casas exquisitamente cuidadas, está llena de turistas y tiendas. Está todo tan perfecto que se diría que estamos más en un parque temático que en un pueblo. Y es que esta aldea de 1200 habitantes es la quinta ciudad más visitada de Francia. De aquí es típico el Riesling, un vino que viene cultivándose en la zona desde hace siglos y que es de origen alemán.

Al pueblo, rodeado por una muralla-casas, se accede por la puerta sobre la que se asienta el Hotel de Ville (Ayuntamiento). Desde la Place Voltaire y siguiendo la Rue de Gaullea se inicia una visita que como mucho os llevará dos horas. A la izquierda, por el Cour du Chateau (patio del Castillo), se llega al Castillo de Wurtemberg, el cual alberga en su interior el Museo de Comunicación en Alsacia. Se pueden ver trajes de época que fueron usados por los carteros, coches, furgonetas y camiones en miniatura, sellos… A las puertas del mismo veréis una preciosa diligencia de hace un par de siglos. La foto es obligada.

Seguimos  la Rue de Gaulle y podemos observar a un lado y a otro  una gran cantidad de casas con fachadas llenas de colorido, entramado de madera y ventanas llenas de flores. Sus bajos, están llenos de locales comerciales de todo tipo. Recomendamos no venirse sin probar lo Macarons típicos Riquewihr, una variedad de los pasteles de Coco con gran diversidad. Los hay de chocolate, naturales, de naranja, de pistacho, de moca y de Rhum-raisin, hecho de forma artesanal, nada que ver con los que venden en las tiendas de recuerdos

Al fondo y en todo lo alto puede verse la Tour des Voleurs (Torre de los Ladrones) antigua prisión donde puede contemplarse una exposición de instrumentos de tortura.

Con el paso de los siglos, ha ido desapareciendo  parte del sistema defensivo que tenía la ciudad. La parte de las murallas que todavía se conserva ha sido gracias a que sobre ellas, o debajo de ellas, se construyeron casas y ello ha permitido que aún se mantengan en pie.

Riquewihr 10-07-2014 17-38-07.JPG Riquewihr 10-07-2014 17-32-32.JPG Riquewihr 10-07-2014 17-24-14.JPG Riquewihr 10-07-2014 17-23-13.JPG Riquewihr 10-07-2014 17-22-35.JPG Riquewihr 10-07-2014 17-20-09.JPG Riquewihr 10-07-2014 17-19-57.JPG Riquewihr 10-07-2014 17-15-42.JPG Riquewihr 10-07-2014 17-15-15.JPG Riquewihr 10-07-2014 17-14-23.JPG Riquewihr 10-07-2014 17-12-51.JPG Riquewihr 10-07-2014 17-10-40.JPG Riquewihr 10-07-2014 17-00-32.JPG Riquewihr 10-07-2014 16-58-09.JPG Riquewihr 10-07-2014 16-56-37.JPG Riquewihr 10-07-2014 16-54-49.JPG

Son las seis y media de la tarde y ante la inclinación del parking decidimos irnos hacia Ribeauville ya que ambas ciudades se encuentran a cuatro kilómetros de distancia

Ribeauvillé

Tras dejar  la autocaravana en el área y después de merendarnos los Macarons y un trozo de Pain d´épices que hemos comprado, decidimos pasear por el pueblo. Todo cerrado pues son más de las siete de la tarde, pero estamos en verano aunque no lo parezca por las lluvias y la temperatura (14 ºC), la tarde es larga para estar en la AC. Nos vamos a ver el pueblo ya que estamos a escasos cinco minutos del centro, pero antes, hay que hacer una parada obligada en el parque, vamos con niños.

Es un pueblo pequeño y se puede ver y pasear en unas dos horas con tranquilidad.

La Grand Rue es la arteria principal de este pueblo que a otras horas debe ser indiscutiblemente turístico, pues ahora esta desierto. Subiendo por ella se pueden ver las magníficas fachadas de entramados de madera llenas de flores, la más famosa es la Pfifferhüss (algo así como la posada de los Pífanos), una bonita vivienda del siglo XVII, con un balcón de madera tallada con la siguiente inscripción: “Ave María Gratia Plena”. Otros edificios no menos importantes y bellos de la Grand Rue son la iglesia de los Agustinos, con su doble pórtico gótico del siglo XV, el Ayuntamiento del año 1773 con su fuente renacentista y sobre todo la Tour des Bouchers (Torre de los Carniceros) con una altura de 29 metros, construida en 1290 y que hoy en día es el emblema de la ciudad.

Una de las fiestas que más se celebran en Ribeauvillé es la de los Ménetriers. Durante el primer domingo de septiembre, los tocadores de Pífano (una variedad de flauta) junto al resto de vecinos del pueblo, recorren las calles ataviados con vestimentas medievales, carruajes antiguos, etc., haciendo del Pfifferdai una de las fiestas más curiosas y concurridas de Alsacia. En la esquina de la Grand Rue con Le impasse des Pecheurs, podéis ver la imagen tallada en madera de este curioso personaje local.

Otro punto importante es la Place de la Sinn, un lugar lleno de encanto repleto de casas de construcción típica alsaciana. En su parte central se encuentra una fuente y una estatua esculpidas por André Friedrich, nativo de Ribeauvillé, en la que se representa la agricultura y la industria, pilares fundamentales de la ciudad. A la derecha de esta plaza, por la rue du Chateau, podemos ver la iglesia de Saint-Gregoire, construida entre 1282 y 1473, que cuenta con uno de los órganos más antiguos de Alsacia.

En la parte alta, en lo alto del monte, se pueden ver los restos del castillo de San Ulrich, una construcción de los siglos XI a XVI. Pensamos en que sería una excursión bonita para el día siguiente, pero para variar, llovió.

Como digo el pueblo estaba desierto, lo que nos permitió también disfrutar del paseo porque mis hijos se hicieron los dueños de la calle, y disfrutaron de una compañía muy especial… la de una cigüeña que acampaba a sus anchas en plena calle dando pasos cortitos de un lado a otro esperando que los pocos viandantes le echáramos de comer. Así pues, el emblema típico de la Alsacia (las cigüeñas) nos acompañó en este día de pueblos de cuentos, de paseos de ensueño y de pastelitos deliciosos.

  • COLMAR

AREA AC 48° 4'58.69"N  7°21'4.28"E

PARKING 48° 5'0.48"N  7°21'13.08"E

PARKING 48° 4'55.01"N  7°21'28.74"E

PARKING PERNOCTA 48.08049  7.37365RIQUEWIHR

AREA AC 48.16615 7.3018

PARKING PERNOCTA 48.16498 7.2991

  • RIBEAUVILLÉ

AREA AC 48.19233 7.32882

 

DIA 8|11 de julio, Ribeauville - Obernai - Estrasburgo

Obernai

Tras pernoctar en Ribeauville nos encaminamos hacia Obernai. Llegamos al parking que está justo a la entrada del casco antiguo y nos disponemos a pasear por él.

Este pueblo de 11.000 habitantes fue un importante centro comercial y estratégico durante varios siglos, estuvo en manos del Sacro Imperio Romano Germánico y fue de los obispos de Estrasburgo. Y al igual que el resto de la Alsacia, siempre anduvo a caballo entre Alemania y Francia.

Esta ciudad conserva casi íntegras sus murallas. Paseando por su casco histórico lo primero que llama la atención no es precisamente su patrimonio inmueble sino la gran cantidad de restaurantes, cafeterías, pastelerías y tiendas de souvenir. Si la calles son estrechas, más lo hacen las innumerables terrazas. Tras entrar a la villa y dejarnos la sinagoga a la derecha, continuanos hacia la  Place du Marché (Plaza del Mercado), el centro neurálgico de Obernai. En el centro de la misma se encuentra la estatua de Santa Odile, esculpida en 1904. A un lado El ayuntamiento, con elementos decorativos de los siglos XIV al XIX; el Halle aux Blés (antiguo almacén de granos). Junto a esta plaza y detrás del Ayuntamiento se alza la Iglesia o Capilla de Santa Odile (patrona de la Alsacia) y el Beffroi (Campanario), originario del siglo XIII. En un lateral del ayuntamiento y dirigiéndonos hacia la Iglesia de San Pedro y San Pablo, podemos ver el Puits á six seaux (Pozo de los seis cubos), un pozo renacentista del siglo XVI decorado con columnas e inscripciones del Nuevo Testamento, que en su momento estuvo policromado

A escasos metros está la iglesia de Saint Pierre y Saint Paul (San Pedro y San Pablo), enorme en sus dimensiones y en cuyo interior hay que destacar el altar gótico del Santo Sepulcro y unas vidrieras del siglo XV.

Otro rincón muy coqueto es la Place de l´etoile, así pues que tras pasear por Obernai y hacer degustación de los productos típicos decidimos poner rumbo a Estrasburgo y hacer parada en el camping para que los niños pudieran bañarse en la piscina. Muy cerca del parking en Obernai hay un centro acuático con piscinas interiores y exteriores, y aunque en un principio decidimos ir allí, preferíamos por la hora que era hacer unos cuantos kilómetros.

De Estraburgo teníamos varios puntos con coordenadas, entre ellos el camping “Montagne Verte”, pero cuando llegamos, estaban en obras y por tanto cerrado. El parking con pernocta próximo con limitación de altura y el punto siguiente a la salida de Estraburgo por el puente de Europa, también con el acceso complicado por obras. Así que decidimos ir a Khel, ciudad alemana en la otra orilla del Rhin con acceso directo a Estraburgo, a través de una pasarela sobre el río. El área está genial, en pleno corazón verde con parques infantiles, explanadas de hierba y un complejo deportivo en el que la piscinas sale a 2€ por niño y 2,5€ adulto. Además se encuentra a 7 km del centro de Estraburgo, con carril bicis perfectamente indicado, con lo cual en menos de media hora con niños y bici puedes estar en la catedral de Estraburgo.

La tarde la pasamos relajados en la piscina y paseando a orillas del Rhin.

Obernai 11-07-2014 13-13-39.JPG Obernai 11-07-2014 13-10-57.JPG Obernai 11-07-2014 13-08-24.JPG Obernai 11-07-2014 13-06-57.JPG
  • OBERNAI

PARKING PERNOCTA 48.4598 7.48626

 

DIA 9|12 de julio, Estrasburgo

El día amaneció bueno, aunque unos nubarrones grises nos anuncian que no nos hemos de fiar. Cogemos las bicis y tras cruzar el puente sobre el Rhin nos encontramos en Estrasburgo. Son como he dicho antes 7 Km en línea recta lo que separa el área de AC de la catedral. De todas formas si no se quieres ir andando o en bici, siempre puedes coger el autobús 21 en el centro de Kehl.

El paseo era de lo más agradable, entre frondosos parques y junto a los diferentes canales, hasta que se puso a diluviar, menos mal que en ese momento ya estábamos a la altura de la universidad y nos refugiamos  en la Iglesia de Saint Paul. Y es que nuestra visita a Estraburgo, estuvo toda salpicada de momentos como estos, de aguaceros diluviantes donde  las calles se convertían por momentos en canales.

Estrasburgo

La Capital de Europa, sede de las Instituciones y Organismos de la UE y del Consejo de Europa, es, desde 1989, Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Estrasburgo, tiene casi 270.000 habitantes, y su casco antiguo se situa en l´ile con  su impresionante catedral y con las casitas al más puro estilo alsaciano del barrio de la Petite France.

Pero el encanto no solo esta aquí si no también en el ensanche que se produce en el siglo XIX con los majestuosos edificios  de la Place de la Republique. Ésta se encuentra rodeada por cinco edificios históricos muy bien conservados entre los que destacan le Palais du Rhin, la Biblioteca Nacional Universitaria y el Teatro Nacional de Estrasburgo.

Nos adentramos de lleno en el centro histórico no dirigimos hacia la Place Kebler, donde dejamos nuestras bicis, es el centro neurálgico de la ciudad, muy cerca de la catedral, rodeada de edificios decimonónicos y con las Galerias Lafayette franqueando uno de los extremos. Desde ahí y por la Rue de las Arcadas nos dirigimos a la catedral para antes pasearnos por la plaza Guttember, donde el inventor de la imprenta puso la primera en 1440. En Rue de la Merciere, con casas medievales y renacentistas, se se obtiene la mejor perpectiva de la catedral de Notre – Dame.

La Catedral impresiona, con su descomunal campanario de 142 metros de altura y totalmente por su casco histórico. Esta estilizada aguja es perfectamente visible desde casi todos los ángulos posibles de la ciudad. Hecha de piedra rosada de los Vosgos, y que con una existencia de casi mil años, ha sido construida y reconstruida en numerosas ocasiones. Es impresionante, Las vidrieras y los rosetones que proporcionan una escasa pero mágica luz en el interior, el inmenso púlpito de mármol esculpido en 1485, el Pilar de los Ángeles, el cual se alza  en el brazo derecho del crucero y que representa un original Juicio Final. Pero sobre todo destaca lo que en sí mismo es una obra maestra y la parte más visitada de esta Catedral: el extraordinario reloj astronómico construido a finales del siglo XVI.  Este Reloj que se encuentra en su interior tiene la  particularidad que cada 24H, a las doce y media de la mañana (las doce antigua hora Alsaciana) y durante un cuarto de hora, nos ofrece el movimiento de todos sus autómatas. Para verlo hay que entrar por la Place Du Chateau (es complicado porque la capilla es pequeña y a esa hora el acceso interior por la catedral está cerrado).  Entonces aparecen pasando ante la muerte un niño, un adolescente, un adulto y un anciano, representando las cuatro edades de la vida. Más arriba, son los doce apóstoles los que desfilan ante Cristo, que los bendice. Su paso viene marcado por un gran gallo que mueve sus alas y canta tres veces.

Junto a la Catedral podemos disfrutar de La Maison Kammerzell, una de las más bellas casas de la ciudad, de madera negra tallada con delicadas figuras. Fue levantada en el siglo XV y tiene tres plantas construidas en voladizo con arcadas en la parte inferior y con el tejado muy inclinado. Actualmente en su parte baja hay un restaurante.

Justo enfrente, en la esquina con la Rue Mercière, se encontraba la farmacia más antigua de toda Francia, fundada en 1268. Un curioso edificio de madera de 1567 y sin embargo en 2003 fue vendido y actualmente hay un negocio de souvenirs.

En uno de los laterales de la Catedral se encuentra, la Place Du Chateau, donde se situa Le Palais Rohan, un magnífico palacio que antiguamente fue residencia de los Príncipes-Obispos de la ciudad. Edificado entre los años 1732 y 1742, está construido alrededor de un patio cuadrangular y con la majestuosa fachada principal orientada hacia el río Ill. Algunos de sus huéspedes más ilustres fueron Luís XV; en 1770 María Antonieta, entonces futura reina de Francia, y en 1805 Napoleón Bonaparte. El Palais Rohan alberga varios museos, más concretamente tres: El de artes decorativas, el arqueológico y el de Bellas Artes.

Tras reponer fuerzas, cogemos nuestras bicis y siguiendo el curso del río llegamos a Les Ponts Couverts y La Petite France.

Estrasburgo 12-07-2014 17-20-01.JPG Estrasburgo 12-07-2014 17-18-29.JPG Estrasburgo 12-07-2014 17-18-28.JPG Estrasburgo 12-07-2014 17-18-20.JPG Estrasburgo 12-07-2014 17-16-26.JPG Estrasburgo 12-07-2014 17-15-22.JPG Estrasburgo 12-07-2014 17-14-13.JPG Estrasburgo 12-07-2014 17-14-10.JPG Estrasburgo 12-07-2014 17-12-12.JPG Estrasburgo 12-07-2014 17-09-15.JPG Estrasburgo 12-07-2014 17-09-03.JPG Estrasburgo 12-07-2014 17-08-30.JPG Estrasburgo 12-07-2014 17-08-26.JPG Estrasburgo 12-07-2014 17-00-52.JPG Estrasburgo 12-07-2014 16-37-56.JPG Estrasburgo 12-07-2014 16-30-53.JPG Estrasburgo 12-07-2014 16-30-01.JPG Estrasburgo 12-07-2014 16-30-36.JPG Estrasburgo 12-07-2014 16-25-50.JPG Estrasburgo 12-07-2014 15-57-13.JPG Estrasburgo 12-07-2014 15-54-34.JPG Estrasburgo 12-07-2014 15-53-14.JPG Estrasburgo 12-07-2014 15-48-42.JPG Estrasburgo 12-07-2014 15-48-02.JPG Estrasburgo 12-07-2014 15-44-04.JPG Estrasburgo 12-07-2014 15-42-08.JPG Estrasburgo 12-07-2014 15-42-00.JPG Estrasburgo 12-07-2014 15-22-05.JPG Estrasburgo 12-07-2014 15-17-19.JPG Estrasburgo 12-07-2014 15-02-12.JPG Estrasburgo 12-07-2014 15-01-18.JPG Estrasburgo 12-07-2014 15-00-00.JPG Estrasburgo 12-07-2014 14-45-48.JPG

Les Ponts Couverts (Puentes Cubiertos), una serie de tres puentes con sus respectivas torres de vigilancia desde donde se protegía a la ciudad de los invasores. En la edad media los puentes fueron de madera y estaban cubiertos con tejados de tejas, de ahí su nombre. En el siglo XIX fueron reemplazados por los actuales puentes de piedra. En una de las torres había una cárcel de mujeres y en otra, a los condenados a muerte se les encerraba en jaulas para, posteriormente, arrojarlos al río. Hoy en día las tres torres que se alzan orgullosas sobre las tranquilas y silenciosas aguas del Ill, vigilan la ciudad sin las estridencias de antaño y el puente sirve de agradable paseo para los transeúntes. Pero sin duda, la mejor vista de esta fortaleza la tenemos desde enfrente. En una posición privilegiada se encuentra Le Barrage Vauban (La Presa Vauban), un antiguo puente de trece arcos que fue convertido en acuartelamiento para las tropas y que además podía provocar con sus compuertas la inundación de la parte sur de la ciudad en caso de asedio. Desde la terraza panorámica situada en la parte más alta del edificio, el paisaje es excepcional. Les Ponts Couverts, la Catedral y la Petite France son algunas de las maravillosas vistas de las que se puede disfrutar.

Ahora toca la visita a La Petite France, un lugar donde parece que el tiempo se detuvo. Barrio coqueto donde los haya, parece de postal. Allí vivían en otros tiempos molineros, pescadores y curtidores de pieles. Parcialmente peatonal, se encuentra atravesado por canales con esclusas para salvar los desniveles con los que cuenta el río Ill. Es muy curioso ver como funcionan las esclusas y los puentes móviles que permiten el tránsito por los canales. Sus calles estrechas, sus casas con entramados de madera que bordean los canales, hacen de este barrio un lugar con mucho encanto. Y en ello estábamos disfrutando de esto cuando en la Plaza Sinne nos cayó un tromba de agua que hizo que todos los viandantes y clientes de las terrazas tuviéramos que refugiarnos rápidamente.

Asi pues y tras esta última envestida de agua, ponemos rumbo a nuestra AC, subimos hacia Santo Tomas y de ahí tal como habíamos venido pero esta vez dirección hacia las instituciones Europeas ponemos el pie en el pedal y damos por concluida nuestra vista a Estrasburgo, que pese a la lluvia ha sido divertida y sorprendente.

  • STRASBOURG 48.56755 7.73057KEHL (ALEMANIA)

AREA DE AC 48.56361 7.814052

AREA DE AC 48.570893 7.840554

PARKING PERNOCTA 48.57913 7.80905 Esta ha desaparecido

 

DIA 10|13 de julio, Estrasburgo - Wurzburg

Comenzamos nuestra andadura por la Ruta Romántica, la ruta más transitada de Alemania. Esta ruta nos hará atravesar Baviera de Norte a Sur, entre paisajes y ciudades de ensueño. Y aunque se supone que la ruta termina en Fussen, en el famoso castillo del rey loco, nosotros vamos a terminarla en otro castillo de Luis II de Baviera, Linderohf, ya que en Fussen ya estuvimos hace dos años.

La Ruta romántica son 350 km, esa es la distancia que separa Würzburg, en el norte de la Ruta, de Füssen, en el sur, junto a los Alpes austriacos. Y esa es la longitud de la más famosa, bella, antigua y ensoñadora ruta turística de Alemania, la denominada Ruta Romántica (Romantische Straße, en alemán). La ruta la constituyen un conjunto de bellísimas poblaciones, ríos de aguas transparentes, paisajes boscosos y verdes y sobretodo castillos y pueblos de cuento, parece que estuvieras en una película. Esta ruta fue creada en 1950 para potenciar el turismo en un país masacrado por la Segunda Guerra Mundial.

Para que no suframos de empacho bucólico, seguiremos las indicaciones de la guía loney planet y además le añadiremos una escapada a Dachau, un campo de concentración que está a las afueras de Munich y  de camino repetiremos  la experiencia  cervecera y gastronómica de una ciudad que nos sorprendió gratamente hace dos años.

Würzburg

Aquí comienza la Ruta Romántica de la forma más brillante posible. Esta ciudad medieval, destruida en un 90% el 16 de marzo de 1945 durante los 20 minutos que duraron los bombardeos en plena Segunda Guerra Mundial, supo reponerse de manera espléndida y supo mantener la fisonomía que tenía antes de su destrucción.

Aparcamos junto al Rio Main, una de las señas de identidad de Würzburg es su río. El Main, a su paso por la ciudad, divide el monumental casco histórico de la fortaleza Festung Marienberg y de sus colinas repletas de viñas . Esta fortaleza, situada en la margen izquierda de río y desde cuyo privilegiado emplazamiento se domina la ciudad, fue la residencia de los Príncipes-Obispos hasta 1719, año en el que se iniciaron las obras de La Residenz.

Hoy Wurzburg está de fiesta, la del vino, y además Alemania juega la final del Mundial de fútbol, con lo que hay un ambiente tremendo. El aparcamiento esta lleno de autocaravanas y está a dos minutos andando del recinto ferial y a diez del centro, Genial!!. Así pues, como vamos con niños decidimos primero ir a las atracciones y meternos en el ambiente, por lo que hasta después de degustar las delicias de la zona, no nos pusimos manos a la obra para conocer la ciudad, Cervezas de un litro, jarras de vino de medio, salchichas, codillos, bretzel… y un sin fin de dulces y platos supercalóricos, todo ello bajo una inmensa carpa donde las mesas con bancos se suceden sin fin y donde los camareros y camareras, con los trajes típicos de Baviera, sirven bandejas llenas de todo esto.

Tras el disfrute gastronómico y fiestero, decidimos quemar calorías, así pues volvimos sobre nuestros pasos y desde el mismo parking y siguiendo el muelle llegamos al Alte Mainbrücke. El espectacular puente construido entre 1473 y 1543 está soportado por unos enormes pilares y además está adornado con 12 estatuas de gran tamaño de santos y soberanos. Desde aquí las vistas tanto de la fortaleza Festung Marienberg en la orilla izquierda del río, como de la Domstrasse con la Catedral de fondo en la parte derecha del Main, son espléndidas. El trasiego de gente es constante y además el espectáculo de las esclusas del río permitiendo la navegación del mismo nos tiene un rato divertidos.

Wurzburg 13-07-2014 18-55-06.JPG Wurzburg 13-07-2014 17-39-15.JPG Wurzburg 13-07-2014 17-34-14.JPG Wurzburg 13-07-2014 17-33-35.JPG Wurzburg 13-07-2014 17-30-54.JPG Wurzburg 13-07-2014 17-29-42.JPG Wurzburg 13-07-2014 17-28-40.JPG Wurzburg 13-07-2014 17-28-59.JPG Wurzburg 13-07-2014 17-28-37.JPG Wurzburg 13-07-2014 15-27-31.JPG Wurzburg 13-07-2014 15-27-26.JPG Wurzburg 13-07-2014 15-05-04.JPG

Cruzamos el puente sobre el Main y nos encaminamos a descubrir una ciudad que ya habíamos comenzado a disfrutar, justo enfrente se encuentra la catedral de San Kilian. Esta Catedral con sus cuatro torres, que data del siglo XI y que fue reconstruida después de la Segunda Guerra Mundial. Aunque exteriormente conserva su aspecto románico y sobrio, su  interior es espectacular, aunque toda blanca, tiene uno de los órganos (musicales) más grandes de Alemania y también destaca sobre todo la capilla Schönborn situada a la izquierda de la nave central. Fue construida entre 1721 y 1736 por  Balthasar Neumann para guardar los restos fúnebres de los Príncipes Obispos de la casa Schönborn.

A la izquierda de la Catedral se encuentra la Nueva Colegiata (Neumünster) del siglo XI cuya imponente fachada rosa parece un telón teatral, de forma cóncava y tiene sobre sus basamentos las estatuas de varios Príncipes Obispos alemanes. En el interior se conservan una estatua de Santa Ana y el sarcófago de St. Kilian, patrón de Franconia, ejecutado en Würzburg en el año 689 junto a otros dos misioneros.

Bajando por la Schmalzstrasse nos topamos con la Marktplatz, aquí se encuentra la Capilla de Santa María, la Marienkapelle, una monumental iglesia gótica, realizada en piedra roja y blanca. En ella podemos ver el mausoleo del  arquitecto Balthasar Neumann, muerto en esta ciudad en 1753. Por lo demás es bastante sobria y la inmensa mayoría de su patrimonio desapareció en la Segunda guerra mundial.

Detrás de la Marienkapelle se encuentra, la Haus Zum Falken (Casa del Halcón), una casa residencial en la que cabe destacar la fachada de estucado y la decoración de sus ventanales. Desde aquí nos encaminamos a la Residenz.

La Residenz, impresiona con solo verla. Obra maestra del barroco y construida por  Balthasar Neumann en el siglo XVIII, fue residencia de los Príncipes-Obispos y es considerada como el “Versalles alemán”. Esta declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1981.

El inicio de la visita se hace en la Plaza de la Residencia.

En el ala derecha del edificio principal se encuentra la magnífica Capilla de la Corte, una pequeña iglesia considerada como una de las obras religiosas más perfectas de Alemania. Fue planeada por Balthasar Neumann y está ricamente decorada con esculturas y estucos de los mejores artistas de la época. En los altares laterales de la capilla podemos ver sendos cuadros de Giovanni Battista Tiepolo de 1752: “Caída de los ángeles”, a la izquierda y “La asunción de María”, a la derecha. La entrada a la Capilla de la Corte es gratuita. La entrada a la Residenz cuesta 5€ los adultos y es gratuita para los menores de 17 años.

Nada más entrar en el vestíbulo , llama la atención la espectacular Escalera Principal. Las gigantescas proporciones de la escalera se ven aumentadas por la impresionante bóveda decorada entre 1752 y 1753 por el veneciano Giovanni Battista Tiepolo. Según vamos subiendo la escalera nos da la sensación de que la vista se pierde en la gigantesca pintura (32 x19 m) que Tiepolo realizó en una sola pieza, caso único en este arte y que resultó ser el fresco de techo más grande jamás pintado y la mayor obra maestra del artista italiano. El fresco representa a los cuatro continentes conocidos en aquella época: Europa, Asia, África y América.

Son varias las estancias del palacio que se visitan aunque las más destacables son: El Salón Imperial. El Dormitorio de las Estancias Imperiales, llamado también Habitación de Napoleón, donde pernoctó tres noches el emperador francés en años distintos, 1806, 1812 y 1813. Las camas y las mesillas que podemos ver en nuestra visita fueron instaladas en 1812 para que las usara en su segunda visita. Y el Gabinete de los Espejos.

Para descansar de tanto palacio lo mejor es hacerlo en sus magníficos jardines, no son los de Versalles pero si tienen mucho encanto. El Invernadero, el Huerto, el Jardín Paisajístico y la Sala de los Tilos son parte del Jardín Sur. En la parte posterior del Palacio se encuentra el Jardín Este, el Parterre y la Terraza con su Bastión.

Son las siete de la tarde y  el ambiente futbolero se nota por las calles. Decidimos seguir la marea de gente para ver donde se concentraban, pero cuando llegamos a una plaza justo detrás de la catedral el biergarten estaba a tope y no cabía ni un alfiler y seguía llegando gente, por lo que decidimos volver a la Feria y ver el fútbol donde habíamos comido, así pues volvimos por Domstrasee donde se encuentra  El Rathaus (Ayuntamiento) y volvimos a cruzar el  Alte Mainbrücke.

Por cierto, Alemania ganó el mundial y la celebración como os podéis imaginar duró hasta altas horas.

  • WURZBURG

PARKING PERNOCTA 49.79701 9.92296

AREA AC 49.80356 9.919062

 

DIA 11|14 de julio, Würzburg- Rothenburg ob der Tauber- Dinkelsbühl

Rothenburg ob der Tauber

Es una de las ciudades más bonitas y más encantadoras que hemos visitado en este viaje. Desde luego, la más coquetas de la ruta romántica. Cruzando desde el área de autocaravanas te encuentras con una ciudad amurallada que al atravesar su imponente puerta te transporta al Medievo. Es entrar en una de esas ciudades que nos transportan a los cuentos. Disney se inspiro en Rothenburg para la construcción del pueblo donde vivía Pinocho.

Rothenburg ob der Tauber es, junto con el castillo de Neuschwanstein, el lugar más visitado de la Ruta Romántica .

Esta ciudad amurallada, cuya traducción literal del alemán sería “Casa Roja por encima del río Tauber”, es una antigua ciudad imperial que se muestra tal y como era en la Edad Media. Durante la Segunda Guerra Mundial, el general americano McCloy evitó un segundo bombardeo, impidiendo así la destrucción total de la ciudad. En el primer ataque fueron destruidos el ayuntamiento, casi 750 metros de muralla, más de 300 casas y 9 torres. El resurgir de Rothenburg fue posible gracias a la creación de una sociedad germano-americana (Sociedad de Amigos de Rothenburg) que se encargó de sufragar, casi en su totalidad, los gastos de reconstrucción de la ciudad. De esto os daréis cuenta cuando hagáis el paseo de ronda por la muralla. Hay gran cantidad de placas con el nombre de los benefactores que hicieron posible la reconstrucción. El paseo dura ampliamente una hora y hay que subir y bajar en varias ocasiones; muchas torres y varias puertas de acceso. Merece la pena sobre todo si se va con niños ya que es bastante divertido y laberíntico. Desde el área entramos en la ciudad por el  Barrio del Hospital (Spitalviertel). Atravesamos el imponente Bastión (Spitalbastei), construido por Leonhard Weidmann. Es un impresionante baluarte de la fortificación medieval de Rothenburg, y además de un magnifico puente levadizo de madera cubierto que tiene siete puertas y dos patios en forma de ocho. Visitarlo tanto por fuera como por dentro no os dejará indiferentes. En una de las piedras de la Spitaltor se puede leer en latín la inscripción: "paz a los que entran y prosperidad para los que salen".

Salimos a la Spitalgasse. Por la acera izquierda sale un pequeño atajo de escaleras y por él llegamos al patio del Hospital en cuyo centro se encuentra la Casa de los Guardabosques (la del tejado puntiagudo y la torre circular en uno de sus laterales), un edificio del siglo XVI también obra de Weidmann. En su planta baja estaba instalada la cocina del hospital y ,además, en la segunda planta se hallaba la residencia oficial del administrador del mismo. Frente a la Casa de los Guardabosques se encuentra el edificio de lo que en su día fue el hospital. Edificado en 1280, realizó esa función hasta 1948 que pasó a ser una residencia de ancianos. Formando parte del complejo hospitalario hay una casa de entramado de madera que era usada como panadería y bodega, actualmente es un albergue juvenil. A continuación entramos en la Kobolzeller y su bastión de forma rectangular. Aquí se encuentra el Púlpito del Diablo con sus galerías de madera  y su torre Kohl (Kohlturm). También podemos ver las Casitas del guardia y de aduana, cuyo arco exterior está adornado con dos preciosos escudos. Subimos de nuevo las escarpadas escaleras de antes y volvemos a salir a la Spitalgasse. Un poco más adelante, a escasos metros de la escalera, hay una pequeña iglesia que forma parte del complejo hospitalario.

Será aquí donde comience nuestro paseo por la muralla. Otra de las puertas de entrada existentes a lo largo de la muralla, la Galgentor (Puerta de la Horca). Se llama así porque por ella pasaban a los reos cuando iban a darles muerte. Tras nuestro paseo por la muralla volvemos a salir a Spitalgasse desde aquí llegamos al centro neurálgico de la ciudad, la Marktplatz.

El Rathaus (Ayuntamiento) es el edificio más bello de la plaza. Está construido en dos partes. La primera, la que está pintada de color blanco y que está en la Herrengasse, es de estilo gótico y data del año 1250. Destaca sobre todo su delgada torre situada a 52 metros de altura (subir a ella creo que costaba 1€). Entre 1572 y 1578 el ayuntamiento se vio enriquecido al construirse a su lado un segundo edificio, el que da a la plaza. Es una magnífica e imponente construcción renacentista con una hermosa torre octogonal en su parte frontal. En el mismo lado, en el que da a la plaza, podemos ver la parte porticada (11 arcos la componen) y las escaleras que sirven a los turistas de improvisados bancos para descansar y recrearse con las magnificas vistas que nos muestra la Marktplatz de Rothenburg.

Otro de los atractivos de la plaza es la Taberna de los Concejales (Ratstrinkstube), construida en 1446. Desde 1910, este edificio exhibe a los costados de su gran reloj analógico (sobre éste hay una esfera que marca los días del mes y un reloj solar) dos ventanas que se abren para representar con autómatas la legendaria historia ocurrida en 1631: Durante la guerra de los 30 años la ciudad estuvo asediada por las tropas católicas de la armada imperial. A su mando estaba el conde belga Titty. Éste estaba completamente decidido a devastarla y reducirla a cenizas por la feroz y encarnizada defensa que los protestantes rothenburgueses hacían de su ciudad. Tras la complicada conquista de la villa. El conde, ante la resistencia del pueblo, decide matar a cuatro concejales para dar un escarmiento. Después de súplicas y ruegos, y como gesto de buena voluntad, el bodeguero le ofrece un regalo que resulta ser decisivo: una copa de vino. Titty moja sus labios en la copa de vino de Franconia y  lanza a los vecinos una propuesta disparatada: si alguien es capaz de beberse una jarra de 3 ¼ litros de vino de un solo sorbo, la ciudad será perdonada. Nusch, el alcalde de Rothenburg, y de un “trago magistral” (Meistertrunk) salva a su pueblo al cumplir la consigna de Titty. Desde entonces, al regidor del pueblo se le llama “Maestro bebedor”.

En la plaza también se encuentra la fuente de San Jorge, la más bonita de la ciudad. La decorada columna que se alza desde su parte central, está coronada por la figura ecuestre de San Jorge matando al dragón. Antiguamente, la fuente tenía 8 metros de profundidad y se usaba para apagar incendios.

En este mismo lado de la plaza, detrás de la fuente, hay otros dos magníficos edificios de entramado: La casa de baile y carnicería y la Jagstheimerhaus. La primera se levantó sobre el viejo ayuntamiento de la ciudad que en 1240 fue pasto de las llamas. También se usó como salón de baile durante las fiestas patronales y hasta el siglo XVIII como matadero local. En la actualidad, los pintores locales venden sus obras en los bajos del edificio. El segundo edificio, y el más bonito y mejor conservado, es la Casa Jagstheimer (Jagstheimerhaus), que cuenta con un bonito mirador a la Herrengasse y a la Plaza del mercado. Es de 1488 y fue mandada construir para sí por el entonces alcalde Jagstheimer.

Frente al ayuntamiento, en el nº 6 de la Obere Schmiedgasse está la Baumeisterhaus (Casa del Arquitecto), una casa de 1596 construida en su día para el arquitecto de la ciudad. Su fachada renacentista está decorada con las estatuas de las Siete Virtudes en su primera planta y por las de los Siete Pecados Capitales en la segunda.

Seguimos por la Herrengasse, una calle que está repleta de restaurantes y de tiendas de recuerdos, hasta la puerta del Castillo. Bajando por la Herrengasse nos encontramos a la izquierda con el Museo de Muñecas y Juguetes, en cuya puerta podréis ver un mini-bus rojo antiguo lleno de paquetes de regalos; el Museo Alemán de la Navidad. La Herrenbrunnen, es una preciosa fuente y la iglesia de San Francisco, y, al final de la calle, la Puerta del Castillo. Antes de llegar a la puerta, a su derecha está el Figurentheater, un pequeño teatro de títeres para adultos.

Por la Burgtor, se accede al Jardín del Castillo (Burggarten) un relajante espacio en el que el castillo brilla por su ausencia (un terremoto lo destruyó en 1356, no os volváis locos buscándolo). El único edificio que queda en pie es una pequeña iglesia, la Blasiuskapelle, que en su día formó parte de la fortaleza imperial y que hoy es usada para honrar a los caídos. Desde el lado sur del jardín pueden contemplarse unas magnificas vistas sobre  valle del Tauber y sobre algún que otro puente, iglesia y molinos históricos que jalonan el recorrido serpenteante del río.

Pero volvamos a la entrada, a la Burgtor, que tiene sobre ella la más antigua y elevada torre de la ciudad. La puerta se compone de tres partes. La primera, consta de un arco con un blasón en su parte superior y dos preciosas garitas puntiagudas construidas para la estancia de los guardias. A continuación se accede a un portal interior en el que aun pueden verse los alojamientos de las cadenas que movían el puente levadizo. Llegados a este punto, y antes de entrar en la parte inferior de la torre, mirad para arriba y podréis ver una máscara de piedra. Según la leyenda, por su boca se echaba alquitrán caliente sobre los intrusos que pretendían entrar a la ciudad sin permiso. La última parte de este conjunto la componen la torre, que como hemos dicho anteriormente es la más alta y a su vez más antigua de la ciudad, y debajo, su puerta de entrada, dividida a su vez en dos hojas. La llamada “ojo de aguja” (en alemán Nadelöhr) servía como paso para una sola persona, de esa forma los guardias no tenían que abrir toda la puerta cada vez que alguien quisiera entrar, imaginaos el peso de la misma. Esta puerta se cerraba al anochecer y sólo se podía entrar o salir de la ciudad con un permiso especial del Gobernador.

Salimos de la Burgtor y por la Klosterhof llegamos a la Iglesia protestante de Santiago, (Jakobskirche),  de estilo gótico en la que se tardaron más de 170 años para acabarla . Desde entonces ha sido remodelada en varias ocasiones, especialmente después de la Segunda Guerra Mundial.  En la entrada nos encontraremos una estatua de bronce de un Peregrino y es que no hay que olvidar que aquí comienza el Camino de Santiago alemán.

Salimos de la iglesia a la Kirchplatz, y tras zigzaguear por un par de calles nos volvemos a encontrar en la Marktplatz.

Esta vez cogeremos la Obere Schmiedgasse hasta la Plönlein, pues volvemos sobre nuestros pasos hacia la autocaravana. Recorremos unos pocos metros de la Obere Schmiedgasse, enlazamos con la Untere Schmiedgasse y llegamos a la Plönlein, una pequeña plazuela medieval que pasa por ser el lugar más bello y fotografiado de Rothenburg. Situados en el punto desde donde está hecha la foto que veis más abajo, se obtiene una vista perfecta de las dos calles que confluyen en la Plönlein dándole a la plaza una imagen sorprendente. Desde la Plönlein podemos ver en el centro una pintoresca casa de entramado de madera (pintada de color amarillo-ocre) con sus balcones repletos de flores. Esta casa presenta una curiosa inclinación de la mitad hacia arriba, no se si lo percibiréis en la fotografía pero os aseguramos que es así. Delante de esta peculiar vivienda, hay una fuente donde los pescadores del Tauber guardaban sus peces hasta que los vendían en el mercado. A su izquierda está la Siebersturm, una torre medieval que fue levantada en 1204 y a su derecha, al final de la empinada calle que le da nombre, se encuentra la Kobolzeller Tor, una puerta que daba el acceso a la ciudad desde el valle del Tauber. Salimos por ella y esta vez bordeamos, la muralla por el exterior para terminar donde empezamos.

Rothenburg ob der Tauber 14-07-2014 14-51-01.JPG Rothenburg ob der Tauber 14-07-2014 14-49-04.JPG Rothenburg ob der Tauber 14-07-2014 14-47-22.JPG Rothenburg ob der Tauber 14-07-2014 14-46-30.JPG Rothenburg ob der Tauber 14-07-2014 14-42-29.JPG Rothenburg ob der Tauber 14-07-2014 13-57-12.JPG Rothenburg ob der Tauber 14-07-2014 13-46-25.JPG Rothenburg ob der Tauber 14-07-2014 13-42-52.JPG Rothenburg ob der Tauber 14-07-2014 13-42-14.JPG Rothenburg ob der Tauber 14-07-2014 13-23-19.JPG Rothenburg ob der Tauber 14-07-2014 13-18-02.JPG Rothenburg ob der Tauber 14-07-2014 13-16-42.JPG Rothenburg ob der Tauber 14-07-2014 13-10-59.JPG Rothenburg ob der Tauber 14-07-2014 13-04-01.JPG Rothenburg ob der Tauber 14-07-2014 13-03-55.JPG Rothenburg ob der Tauber 14-07-2014 12-58-32.JPG Rothenburg ob der Tauber 14-07-2014 12-58-08.JPG Rothenburg ob der Tauber 14-07-2014 12-57-47.JPG Rothenburg ob der Tauber 14-07-2014 12-57-21.JPG Rothenburg ob der Tauber 14-07-2014 12-55-50.JPG

Ah!! No olvidéis antes de dejar Rotherburg, probar las Schneeballen (bolas de nieve). Son unas bolas dulces típicas de aquí y que las cubren con azúcar, chocolate blanco, chocolate negro…etc. Aunque comprar las pequeñas porque pueden ser un tanto empalagosas.

Rothenburg es una ciudad pequeña, coqueta, fácil de recorrer y disfrutar y en la que no se tardan más de tres horas, pero que no te dejan indiferente. Su visita es muy recomendable.

Son las dos de la tarde y tras comer decidimos ponernos en marcha para hacer parada en Dinkelsbühl.

Dinkelsbühl

Esta pequeña ciudad situada a orillas del río Wörnitz, es mucho menos turística que Rothenburg  y con menos hechizo, aunque tiene su encanto. Mantiene perfectamente sus murallas, sus calles adoquinadas, casas de tejados puntiagudos y trama urbana renacentista, Dinkelsbühl se ha mantenido casi sin modificaciones desde tiempos medievales. Y de ello presume.

Dejamos la AC en un área dependiente de un camping, a un kilómetro del centro, con un carril bici y peatonal perfectamente señalado y muy transitado por los lugareños. La verdad es que el descanso y la posibilidad de disfrutar del paisaje merecía la pena. Así que tras merendar cogimos nuestras bici y nos adentramos al casco histórico por la Nördlingen Tor. Acabamos de entrar en un pueblo pintoresco y sorprendente. Esta puerta de entrada, construida alrededor de 1400, está adosada a un molino que en 1378 permitió construir el emperador Carlos IV. Este molino tiene parecidos razonables con cualquier castillo que se precie, ya que tiene foso de agua, troneras, río, puentes… Frente a esta puerta, hay unos espacios de tierra de cultivo que, desde mediados del siglo XIX, son arrendados a los vecinos de Dinkelsbühl.

Subiendo por la Nordlingen Strasse nos encontramos con la bonita Marktplatz. Aquí se encuentra el Mercado del Vino, un conjunto de magníficas mansiones de entramado de madera que son las más bonitas de la ciudad.

Frente al Mercado del Vino, también en la Marktplatz, se encuentra la iglesia más importante de la ciudad, la Catedral de San Jorge. Construida entre 1448 y 1499, es de gótico tardío y una de las más bellas del sur del país. Como estamos a mediados de julio, el pueblo se esta preparando para se celebra la fiesta grande de Dinkelsbühl, la Kinderzeche, una fiesta en la que se conmemora la liberación de la ciudad durante la Guerra de los 30 años en la que asediada y debilitada por el hambre, fue liberada gracias a las súplicas de los niños del pueblo que salieron al paso de los vencedores, evitando así la destrucción de la ciudad. Llegada estas fechas todos los vecinos del pueblo se movilizan y participan en la escenificación de este hecho histórico, de ahí que hubiera una concentración de caballistas a la entrada del pueblo. Tras un breve paseo a pie por la ciudad, decidimos volver a coger las bicis y bordear las murallas, ya que a aparte de la belleza de estas calles, el patrimonio de Dinkelsbühl se reduce a eso. El paseo fue de lo más agradable y nos permitió disfrutar de los jardines que la bordean.

Dinkelsbühl 14-07-2014 21-10-00.JPG Dinkelsbühl 14-07-2014 21-09-09.JPG Dinkelsbühl 14-07-2014 20-56-16.JPG Dinkelsbühl 14-07-2014 20-45-20.JPG Dinkelsbühl 14-07-2014 20-40-00.JPG Dinkelsbühl 14-07-2014 20-39-36.JPG Dinkelsbühl 14-07-2014 20-39-35.JPG Dinkelsbühl 14-07-2014 20-38-41.JPG Dinkelsbühl 14-07-2014 20-32-49.JPG Dinkelsbühl 14-07-2014 20-31-15.JPG Dinkelsbühl 14-07-2014 20-31-03.JPG Dinkelsbühl 14-07-2014 20-31-02.JPG Dinkelsbühl 14-07-2014 20-31-00.JPG Dinkelsbühl 14-07-2014 20-21-48.JPG

En resumen, un pueblo excelentemente conservado, cuyas casas guardan una uniformidad impresionante con sus tejados en pico, sus fachadas pintadas en colores, su entramado de madera y decoraciones florales.

  • Rothenburg ob der Tauber

AREA AC 49.3705 10.18345

AREA AC 49.381870° 10.188510°

 

DIA 12|15 de julio, Dinkelsbühl – Nördlingen

El viaje desde Dinkelsbühl es corto, se tarda poco más de media hora en llegar. El área de camping-car está a las afueras del pueblo pero muy cerca de la Baldinger Tor, una de las puertas de acceso al mismo. El parking dispone de borne para el vaciado y llenado de aguas y WC químico, el precio es de 2€ por todo el día. Esta al lado de la “M” del McDonald’s, por lo que puedes también disfrutar de wifi.

Nördlingen

Como casi todos los pueblos de la Ruta Romántica, es un cuento medieval, delicioso y encantador. Nördlingen es un pueblo que te invita a pasear. Sus calles empedradas invitan a recorrer el lugar con paso detenido. Es un pueblo tranquilo, sin el ajetreo de otros más turísticos.

Este pueblo presenta una curiosidad y es que está construido sobre el cráter de un meteorito que cayó allí hace 15 millones de años, de ahí que presente un entramado muy curioso, en círculos concéntricos. A parte del museo que tiene con una piedra lunar, lo más característico de Nördlingen es su muralla, una muralla medieval construida en el siglo XIV y que es un casi un perfecto círculo. Además cuenta con la particularidad de que es la única de Alemania donde se puede caminar por ella en su totalidad, es decir, dando la vuelta completa a la ciudad. Las otras dos ciudades en Alemania que también cuentan con una muralla de estas características son Rothenburg ob der Tauber y Dinkelsbühl, aunque en ninguna de ellas se puede circundar en su integridad como aquí. Está cubierta casi en su totalidad por un tejadillo y cuenta con 5 puertas de entrada a la ciudad y 11 torres.

Nos dirigimos a la Catedral Gótica de San Jorge, ubicada en el mismo centro de la ciudad, y una de las más hermosas de Alemania. El “Daniel”, la torre de la Catedral de 90 metros de altura que domina el pueblo, es desde hace más de 500 años el símbolo de Nördlingen y un lugar desde el que puede admirarse toda la ciudad, la muralla y sus alrededores. El interior de esta Catedral evangélica conserva una pila bautismal de 1492, un púlpito de 1499 y una magnífica Crucifixión de Cristo del siglo XV.

Nördlingen 15-07-2014 18-46-06.JPG Nördlingen 15-07-2014 18-45-54.JPG Nördlingen 15-07-2014 13-27-05.JPG Nördlingen 15-07-2014 12-16-02.JPG

Saliendo de la iglesia está la Marktplatz con la Tanzhaus y la Hoheshaus como edificios más relevantes. En la fachada del primero hay una estatua del emperador Maximiliano I. Estas casas servían como mercado de compra y venta de paños en las temporadas de feria. Enfrente se levanta el edificio que desde 1382 sirve como ayuntamiento de la ciudad, siendo uno de los más antiguos de Alemania. En la parte derecha del edificio hay una llamativa y bonita escalera renacentista.

Por la Polizeiagasse llegamos a la Weinmarkt, una pequeña plaza que cuenta con otro de los edificios más importantes de Nördlingen, el Hallgebäude, una casona pintada de rojo que servía antiguamente como almacén de sal. En esta misma plaza hay una fuente con dos orondos personajes. Uno porta en su brazo un cochinillo y el otro un ganso, y es que en todos los escaparates y puertas de establecimientos nos encontramos un cochinillo alusivo a lo que se dedica cada comercio. Imaginamos que tendrá también alguna leyenda y que será el símbolo de la ciudad pero nos quedamos con la duda. Tras un paseo peatonal decidimos ir a comer y volver por la tarde para disfrutar del museo sobre el cráter y ver la piedra lunar. El museo cerraba a las cuatro y no pudimos verlo, por lo que pensamos en ir a bañarnos a un parque periurbano, pero fue misión imposible, no encontramos la piscina. Así que tras tanta odisea nada mejor que los niños comieran en el Mcdonals y pudiéramos nosotros disfrutar luego tranquilamente de una Bier.

  •  Dinkelsbühl

PARKING PERNOCTA: 49.06459, 10.32664                            49.07215, 10.31982

AREA AC: 49.07812, 10.32894

CAMPING: 49.08116, 10.33268

PERNOCTA EN DINKELSBÜHL:

Parking P2 de Dinkelsbühl, Mönchsrother Strasse. Coordenadas GPS: N 49º 03’ 52.57’’ - E 10º 19’ 32.35’’ (N 49.06460  -  E 10.32565)

Situado a 300 metros de la Nordlingen Tor, una de las puertas de entrada a la ciudad. 40 plazas de aparcamiento aproximadamente.

Parking gratuito. Está permitida la pernocta.

 

DIA 13|16 de julio, Nördlingen-Augsburg

AUGSBURG

Esta ciudad fue fundada por los hijos del Emperador Augusto, de ahí su nombre y es la tercera más grande de Baviera. De avenidas grandes y carácter cosmopolita podemos decir que su patrimonio se reduce a los alrededores de la RATHAUSPLATZ, y de la MUNSTER, aunque si algo llama la atención es el barrio del Furerei, conjunto de casas que forman las primeras viviendas sociales que se crearon en Europa. Allí, a parte de visitar el conjunto, puedes ver un bunker de la segunda guerra mundial y que sirvió de refugio a los habitantes del furerei. Esta ciudad, aunque la recomiendan en todas las guías de la ruta romántica, no es en mi opinión ninguna gran cosa. Tras el paseo, y puesto que el área de autocaravanas está junto al río, sacamos nuestras toallas e hicimos homenaje a la tierra con unas salchichas y una buena cerveza

Augsburg 16-07-2014 18-37-35.JPG
  • Augsburg Area de AC 48.36944 10.8775 ó 48.38933 10.90424
  •  Nördlingen area AC 48.85531 10.48529

 

DIA 14|17 de julio, AUGSBURG- DACHAU-MUNICH

Por la mañana salimos temprano hacia DACHAU, el campo de concentración cercano a Munich. El sitio impresiona desde antes de entrar, con los raíles del ferrocarril que tristemente trasladaba a los presos a aquel horrible lugar. Le dedicamos toda la mañana, pese a que mis hijos tienen 10 y 8 años, que se portaron genial pese al calor y lo entretenido del recorrido. Pero imagino que el impacto de las imágenes y lo que escuchaban en la audioguía los dejó perplejos. La barbarie humana que allí se cometió pone los pelos de punta a cualquiera con independencia de cual sea su edad.

Dachau 17-07-2014 14-26-46.JPG Dachau 17-07-2014 14-20-36.JPG Dachau 17-07-2014 14-15-39.JPG Dachau 17-07-2014 14-15-35.JPG Dachau 17-07-2014 14-11-59.JPG Dachau 17-07-2014 14-11-36.JPG Dachau 17-07-2014 14-09-13.JPG Dachau 17-07-2014 14-06-14.JPG Dachau 17-07-2014 13-58-34.JPG Dachau 17-07-2014 13-54-28.JPG Dachau 17-07-2014 13-53-47.JPG Dachau 17-07-2014 13-53-27.JPG Dachau 17-07-2014 13-51-00.JPG Dachau 17-07-2014 13-50-32.JPG Dachau 17-07-2014 13-49-01.JPG Dachau 17-07-2014 13-17-41.JPG Dachau 17-07-2014 13-11-23.JPG Dachau 17-07-2014 12-36-24.JPG Dachau 17-07-2014 12-32-39.JPG Dachau 17-07-2014 12-30-35.JPG Dachau 17-07-2014 12-29-18.JPG

Tras la experiencia de DACHAU decidimos animarnos un poco y salir para Munich. Aparcamos y pernoctamos durante dos días en el Área de AC del campo de fútbol del Allianz Arena. Vale 15 euros la noche y está muy bien. Al otro lado del campo tienes la parada del metro y aunque haya que andar unos veinte minutos para cogerla, el lugar está genial.

Munich es una ciudad que ya conocíamos y aprovechando que hacía buen tiempo, decidimos que íbamos a disfrutar de los placeres que esta ofrece y dejarnos cautivar por la vida de la ciudad, dejando a un lado las visitas a los monumentos y construcciones patrimoniales. Así que nos bajamos en la parada Universitat, y nos fuimos al Jardín Inglés, cuyas praderas y orillas de los canales se llenan de gente que se baña, hace surf, juegan al fútbol y comen y beben. El plan era disfrutar de los jardines y de los canales, para luego después dirigirnos a la Augustiner (Cerveceria que se encuentra en esquina de la calle … frente a la Famosa Hobhaus, pero cuya comida es mejor y más barata). Aquí cenamos las famosas Salchichas bávaras y un codillo asado con su correspondiente bola de patata. De vuelta a nuestra casa rodante, al llegar al área, el grandioso estadio estaba de color naranja, para luego pasar al azul y alternase también con el blanco.

  • DACHAU

N 48º15´58,11” E 11º 28´12,58”

 

DIA 15|18 de julio, MUNICH

Por la mañana fuimos a visitar el campo de fútbol del Munich y a comprar algún recuerdo en su tienda oficial. Luego nos fuimos al centro de Munich para, al igual que la tarde anterior, disfrutar de la ciudad y sofocar el calor. Nos bañamos en las heladas aguas del Isar y, dejándonos llevar por su corriente, vimos también a los surfistas. Y sobre todo disfrutamos del lugar degustando en el BierGarten de la torre China una buena cerveza. El día fue totalmente relajado.

Munich 18-07-2014 12-39-16.JPG Munich 18-07-2014 23-03-16.JPG Munich 18-07-2014 20-06-24.JPG Munich 18-07-2014 20-05-56.JPG Munich 18-07-2014 20-04-59.JPG Munich 18-07-2014 19-50-48.JPG Munich 18-07-2014 19-04-54.JPG Munich 18-07-2014 15-28-43.JPG Munich 18-07-2014 12-34-05.JPG Munich 18-07-2014 1-06-53.JPG Munich 17-07-2014 22-53-33.JPG Munich 17-07-2014 22-17-40.JPG Munich 17-07-2014 20-36-53.JPG Munich 17-07-2014 20-22-06.JPG Munich 17-07-2014 20-21-57.JPG

 

DIA 16|19 de julio, LINDERHOFF-LINDAU

Linderhof es un palacio localizado en un valle cercano al pueblo de Oberammergau, en el estado federado de Baviera, Alemania. Es el más pequeño de los tres palacios construidos por Luis II de Baviera y el único que vio terminado.

Linderhof-032.jpg Linderhof-027.jpg Linderhof-020.jpg Linderhof-016.jpg Linderhof-009.jpg Linderhof-006.jpg Linderhof-001.jpg Linderhof.jpg
  • LINDERHOF N 47º34´00” E 10º57´00”
  • LINDAU P-Blauwiese Reutiner Str. 30 47.558817° 9.700819°

 

DIA 17|20 de julio, LINDAU- TRIBERG-TITISEE

Lindau am Bodensee es una ciudad alemana de 24.487 habitantes, en el estado de Baviera. La parte antigua se encuentra enclavada en una isla sobre la costa noroeste del lago Constanza (Bodensee), unida a tierra firme por un viaducto y un puente, donde se desarrolla la ciudad nueva.

Gracias a su privilegiada posición y clima suave atrae gran número de visitantes. Posee un puerto a cuya entrada destacan el faro y una estatua del León de Baviera.

Esta ciudad jardín cuenta con un centro medieval y un bello Ayuntamiento. Otros lugares de interés son la casa Cavazzen (museo de arte) y la iglesia San Pedro (con frescos de Holbein).

LINDAU-018.jpg LINDAU-016.jpg LINDAU-009.jpg LINDAU-008.jpg

 

DIA 18|21 de julio, TITISEE - FRIBURGO

 

DIA 19|22 de julio, FRIBURGO - LEUCATE

No ha dejado de llover ni creo que lo haga en días. Los niños están desesperados y lo que quieren es disfrutar del verano que parece haber desaparecido, por lo que decidimos salir temprano y poner rumbo al mediterráneo. Son unos 800 Kilometros pero …Estos niños necesitan un poco de entretenimiento playero.

DIA 20|23 de julio, LEUCATE

Este pueblo al lado de Perpignan, no tiene mucho patrimonio que ver pero es perfecto para descansar en la playa y disfrutar de la naturaleza. Se encuentra en medio de una barra marítima y crea a un lado una laguna de 54 km² y su profundidad máxima alcanza los 3,70 m. Un ecosistema perfecto para ver al atardecer, alguna que otra ave zancuda y sobretodo un sitio ideal para los surfistas. Si a eso le unes las magníficas playas de arena blanca y que al otro lado se divisan los Pirineos, los días de verano se plantean perfectos.

 

DIA 22|25 de julio  LEUCATE- AMPOSTA (Casa de Fuste)

Salimos temprano para hacer camino. Nos quedan 1200 Km para llegar a casa y es el último fin de semana de Julio.

Sobre las 2 de la tarde decidimos parar a comer, así que buscamos un buen lugar donde hacerlo y para nuestra sorpresa descubrimos un área de autocaravanas que sin duda será punto de parada para algún otro de nuestros viajes. La desembocadura del Ebro es un paraje natural del que mucho nos habían hablado pero que aún no habíamos descubierto. Recomiendo visitarlo y sobre todo quedarse y degustar una magnifica paella en Casa Fuste. Este lugar se encuentra al borde la  laguna L´Encanyissada, y es algo más que una venta o restaurante. Se encuentra en medio de los arrozales, en pleno parque Natural, tiene centro de interpretación, área de autocaravanas (gratis, solo pagas si vas a vaciar o llenar 3€), alquiler de bicis, de burros y hasta de barcas de pala…Si tenéis la oportunidad no dejar de visitarlo.

Tras la degustación de la paella de mariscos (te la llevas a la auto si quieres), pedimos información sobre la zona y nos pusimos a disfrutar del parque natural. Con la auto nos dirijímos hacia la playa, ya que hacía demasiada calor para ir con las bicis. Recomendable el paseo por los arrozales y el baño en la playa del Trabucador, por supuesto y sin olvidar el paseo por la barra de arena del mismo nombre y finalizar en Salinas de la Rapita, en el embarcadero que existe al principio de la misma barra y que permite disfrutar de la puesta del sol sobre la bahía dels Alfacads con Sant Carles de la Rapita al fondo, y el ruido de las olas detrás.

Tras esta experiencia volvimos al área a descansar. Todavia nos quedan 700 km.

Al día siguiente pusimos fin a estos maravillosos días de vacaciones.

  • AMPOSTA (Casa Fuste)

N 40.65841

W 0.67539

 

Recuerda que….

-Para transitar por el centro de algunas ciudades alemanas necesitas tener la tarjeta medio ambiental, en esta página encontraras todo la información y además podrás comprarla te la envía a tu casa en 5 días.

http://www.umwelt-plakette.de/sprachauswahl_foreignshop.php

-Llevar la tarjeta sanitaria internacional

-Llevar los DNI de todos los miembros de la familia

-Es necesario llevar ropa de abrigo y chubasqueros aunque sea el mes de agosto.

No olvidarse de….

-Degustar los vinos alsacianos

-Probar el pan de Especias casero, así como los dulces de Alsacia

-Recorrer las ciudades que se puedan en bici

-Disfrutar de las orillas del Rhin en Estrasburgo o Khel

-Pasear por la Petit France de Estrasburgo

-Beber Cerveza Alemana, en cada zona y pueblo tiene su marca

-Probar las salchichas baváras, todas y cada una de las especialidades

-Disfrutar de las Fiestas que en estos días se celebran

-No solo visitar Munich, sino vivirla, más allá de hacer parada en sus biergarten, o en sus cervecerías, pasear por el Jardín Inglés, hacer un picnic en la hierba, mojar los pies en sus canales de agua o porque no, bañarse y dejarse llevar por la corriente en las frías aguas del Isar, donde si eres surfista puedes hacerte unas olas en pleno corazón de Munich, al sur del Jardín Ingles, en dos puntos diferentes.

-Comprar un reloj de cuco, si tu bolsillo te lo permite

-Degustar la tarta de la Selva negra y el Jamón Ahumado (comprarlo en los mercados que os encontrareis en las ciudades, no os desfraudara y es más barato, y de mejor calidad que en los supermercados)

-Disfrutar de las puestas de sol sobre el Lago Constanza, en Lindau, con los Alpes al fondo.

-Y por último y no menos importante, disfrutar del paisaje de verdes praderas kilométricas con casitas de entramado de madera y vacas pastando, de los pueblos de cuento, del patrimonio natural y artístico, de la inmensidad y grandiosidad de los bosques. Pasear y  vivir estos pueblos y ciudades, porque como dice el refrán donde fueras haz lo que vieras.

No hay comentarios

Agregar comentario

Debe ser Conectado para agregar comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: