MARRUECOS: EL VIAJE DE LOS SENTIDOS

MARRUECOS: EL VIAJE DE LOS SENTIDOS

Descubre Marruecos en Autocaravana: Allí donde el Mediterráneo se une con el Atlántico, separándonos de un nuevo continente por solo 14 Kilómetros... Allí donde las grandes montañas nevadas dan lugar al gran desierto del Sahara... Allí, en Marruecos, encontrarás un país lleno de luz y de contrastes, de rica gastronomía, de gente amable y de paisajes cautivadores que hará que el viajero sea transportado a otros tiempos y países lejanos. ¡Marruecos es el viaje de los sentidos!

 

DIA 1, 23/02/2018. ANTEQUERA- CEUTA

Salimos a las tres de la tarde con la intención de poder embarcar a las siete en el puerto Algeciras con destino a Ceuta. Viajamos con Balearia.

Este trayecto en barco no dura más  de cuarenta minutos. Sobre las nueve de la noche llegamos a la frontera pero hay muchísima cola, así que decidimos cenar y hacer tiempo hasta media noche, que la frontera estará más tranquila.

Sobre las once de la noche intentamos pasar, ya hay menos bulla, pero aún esta bastante ambientada. Pasar la frontera es un poco tedioso. Necesitas presentar los pasaportes, los impresos de control de pasaporte, el documento “D16 ter” para la importación temporal del vehículo y una autorización firmada por el propietario o propietaria de la autocaravana, en caso de que no viaje con vosotros o de que el vehículo sea alquilado. La CARTA VERDE (que te lo facilita tu seguro) del vehículo y los papeles de la autocaravana serán como es normal otros documentos que debes de llevar sin falta.

Así tardamos cerca de una hora y media en pasar la frontera.

Sobre la una de la madrugada llegamos a M´diq, ciudad costera mediterránea que se encuentra a uos 25 Kilometros de la frontera

Parking M´DIQI: 35.684875, -5.321784

 

DIA 2, 24/02/2018. CEUTA-CHEFCHAOUEN-VOLUBILIS-MEKNES

Desayunar unos M’semmens (crepes marroquíes) se convertirá en algo habitual mientras estemos en Marruecos. Os invito a probarlos, están buenisimos!! Por fin ponemos rumbo a Chefchaouen, estamos ansiosos por iniciar nuestra aventura!

Hasta Chefchaouen son 134 Km,  pero son dos horas y media. Ya que salvo las autopistas, las carreteras se parecen a las de España de hace 40 años, y eso unido a su forma de conducir, hace que no se pueda superar los 80/90 km/hora como norma. Llegamos a las once de la mañana y visitamos el pueblo Azul.

Chefchaouen es una ciudad santa ubicada en medio de las montañas del Rif. Se fundó en 1471 a partir de un asentamiento bereber y hasta el 1920 fue un lugar prohibido para los no musulmanes. Moulay Ali Ben Rachid, el fundador de la ciudad, se casó con una noble española convertida al Islam y se establecieron aquí prometiéndole que este se parecería a Vejér de la Frontera, el lugar de origen de la joven.

Chefchaouen 24-02-2018 14-21-33.JPG Chefchaouen 24-02-2018 14-21-58.JPG Chefchaouen 24-02-2018 14-27-25.JPG Chefchaouen 24-02-2018 15-15-51.JPG Chefchaouen 24-02-2018 15-22-35.JPG Chefchaouen 24-02-2018 15-45-22.JPG Chefchaouen 24-02-2018 16-05-46.JPG Chefchaouen 24-02-2018 16-15-19.JPG

Pero su relación con España va más allá de su fundación por los moriscos expulsados por los reyes católicos (de ahí que muchos nombres de calles estén en español). En 1920, las tropas españolas tomaron la ciudad y todo el norte de Marruecos formó parte del protectorado español a patir del Tratado de Algeciras. Chefchaouen fue territorio español hasta 1956, cuando volvió a ser gestionado por el país africano. Hoy en día aún puedes escuchar mucho el castellano por sus calles. La mayoría de sus habitantes hablan un perfecto español.

Lo importante para disfrutar de esta ciudad es perderse por sus callejuelas blancas y  azules. Entrando por cualquiera de sus puertas, el punto de encuentro cental es  la Plaza Uta-el-Hammam. Allí encontrarás la mayoría de los restaurantes y  la Gran Mezquita, construcción del siglo XV pensada por el hijo de Ali Ben Rachid, el fundador de la ciudad.  Llama la atención  su curioso minarete octagonal, y como en todas las mezquitas, el acceso a los no musulmanes está prohibido.

También desde la plaza Outa el Hammam verás los muros de la Kasbah o Alcazaba. Se puede entrar por sólo 10 dirhams (1€). En el interior se puede visitar el Museo de la Kasbah, donde hay expuestos instrumentos musicales, trajes tradicionales, armas y objetos de cerámica. También hay una colección de fotos antiguas para que veas cómo era Chefchaouen hace unas décadas. No te olvides de subir a sus torres para tener una vista panorámica y visitar un par de antiguas celdas, ya que el espacio funcionó como prisión. También hay un pequeño jardín andalusí con un precioso patio central. Unos pasos más adelante está la  Plaza de Markhzen con el Hotel parador. Desde aquí puedes ir a  los lavaderos de Ras-el-Ma. Allí podrás ver el verdadero día a día marroquí con las mujeres lavando aquellas prendas que no pueden lavar en casa. Aunque años atrás, cuando las lavadoras aún no habían llegado a los hogares, era un lugar aún más frecuentado. Aprovechan el agua que baja del río Ras-el-Ma, incluso hay algunas pequeñas cascadas por allí.

No te conformes con ver los edificios azules desde las calles, entra en los locales y comprueba como de manera artesanal hacen mantas y alfombras y si te gusta alguna, cómprala, son únicas y muy baratas. También puedes subir a un mirador que hay junto a los lavaderos o comprar unos dulces típicos.

A las tres salimos hacia Meknes (210 km). Son tres horas y cuarenta minutos,  pero antes pararemos en VOLUBILIS.

Volubilis son consideradas las mejores ruinas romanas de Marruecos. Está declarada Patrimonio Mundial por la Unesco. Se encuentran a 35 kilómetros al norte de la ciudad de Meknes ó Mequines, en la sierra de Zerhun, que con alturas de 1120 metros está poblada de olivares y huertas. Se encuentran a pocos kilómetros de la ciudad santa de Mulay Idriss.

  Volubilis 24-02-2018 21-42-55.JPG Volubilis 24-02-2018 21-43-32.JPG

De origen cartaginés (siglo III ad.C.), la ciudad se denominó Oulili, que parece ser una deformación de «oualili» (‘adelfas’ en bereber). En algún momento pasó a formar parte del reino de  Mauritania y se convirtió en una de las capitales reales de Juba II. En el año 40, Roma se anexiona Mauritania tras el asesinado del rey Tolomeo por el emperador Calígula y Volubilis pasa a formar parte de la provincia de Tingitana, sirviendo de residencia a los procuradores.

En 631, los árabes toman la zona. Con la fundación de Fez (808), Volubilis pierde su importancia, declinando definitivamente en el siglo XVIII. El terremoto de 1755 fue el golpe de gracia para la ciudad, que se encontraba prácticamente despoblada. Fue identificada en el siglo XIX por el embajador francés y se comienzan a excavar en 1887.

Visita a las ruinas

Al llegar a las ruinas hay una pequeña recepción donde se adquiere la entrada

La ciudad está rodeada de murallas de 2300 metros de largo, con ocho bastiones y ocho puertas del siglo II. Entramos por el barrio sur donde se localizan las Almazaras, donde se producía el aceite de esta región, la casa de Orfeo, y las termas de Galien. Desembocamos en la plaza mercado donde encontramos la panadería, el Capitolio (pequeño templo clásico del que quedan algunas columnas con capiteles corintios), La Basílica con sus cuatro hileras de columnas y tres naves, servía de bolsa de comercio y palacio de justicia y el fórum en el centro bordeado de pórticos y que está decorado con estatuas de emperadores y notables. Lo más espectacular en las ruinas es  la vía principal Decumanus Máximos, que se inicia en la puerta de Tánger y termina el arco del Triunfo de Caracalla del 217 d.c. Está pavimentada y rodeada de casa amplias y  decoradas.

Las Ruinas las cierran al atardecer. Desde aquí nos fuimos a Meknes, donde llegamos de noche por lo que no pudimos ver muchos monumentos. Eso sí, disfrutamos de un paseo por la medina y una cena marroquí.

La Medina de Meknes, por su interés artístico e histórico, ha sido declarada Patrimonio Mundial de la humanidad por la Unesco. Rodeada de murallas, se accede a ella por la plaza de Hesdim o por varias puertas. La Plaza Hedim es la entrada habitual de la medina, donde se encuentra la famosa puerta de Bab el Mansour, construida por Muley Ismail en el siglo XVIII, bellamente decorada con azulejeríaEsta plaza es el centro de la ciudad antigua con cafés, restaurantes, mercados y tiendas y por las tardes se reúne la población local y los turistas y se ofrecen diferentes espectáculos.

DSC_1453.JPG DSC_1464.JPG DSC_1465.JPG DSC_1466.JPG DSC_1467.JPG DSC_1474.JPG

Esta inmensa explanada (200m de largo por 100 de ancho), está particularmente animada por la noche. Bordeada por construcciones modernas, entre ellas un mercado cubierto de frutas y verduras donde se pueden comprar sus famosas aceitunas. Desde ella se puede ir caminando por la plaza de Aouda hasta el barrio Dar Kebira y cruzando la muralla se encuentra la amplia plaza de Lalla Aouda, zona de fácil aparcamiento (donde pernoctamos) rodeada de edificios oficiales. Desde aquí se accede a la tumba de Muley Ismail, lugar ideal para tomar un coche de caballos y recorrer la ciudad imperial.

Entrando a la medina desde la plaza, podemos visitar:

  • La Gran Mezquita

Se accede desde la plaza de Hedim o por la calle Dar Smen. Es el edificio religioso más grande de la ciudad de origen Almoravide del siglo XII y reformado en el siglo XIV. Es un lugar de oración, estando reservada la entrada sólo a los musulmanes.

  • Madrassa de Buinaniya

A destacar dentro de la medina y cercana a la gran mezquita. Es el mejor monumento histórico por su belleza y su antigüedad, visitable y famosa por su decoración en mosaico de loza, estuco y madera esculpida. Es del siglo XIV y destaca el patio, la sala de rezos y las vistas que ofrece de la medina.

  • Alrededores de la plaza de Hedim.

Al sur junto a la plaza de Hedim está la fortaleza de Dar el Beida, escuela militar y Dar Jamai, como el palacio de Fez, fue construido por el visir Jamaï, ministro de Mulay el Hassan siglo XIX y alberga un importante Museo de Cerámica marroquí.

Parking CHECHAUEN N35.1659, W-5.26208

Parking VOLUBILIS N 34.070791, W-5.552673

Parking  MEKNES1. N 33.89150, W -5.566956

Parkimg MEKNES2. N33.890043 W-5.565921

          

DIA3, 25/02/2018. MEKNES-FEZ

Salimos temprano,  habíamos quedado con un guía oficial al que habíamos contratado para hacer la visita a la medina de Fez

La Medina de Fez, clasificada como patrimonio mundial por la UNESCO, ha sabido conservar toda su autenticidad y su sello original desde hace más de 1200 años, fruto de la mezcla de de varias civilizaciones, árabes, andalusi, bereber y hebrea.

Pasear por las laberínticas calles de Fez,  te transporta a mundos pasados en los que alfareros, forjadores, carpinteros,curtidores, tejedores y artesanos en general, conviven con el visitante extranjero que no deja de sorprenderse observando sus gentes y olfateando los múltiples aromas y olores que inundan la atmósfera de esta ciudad.

Se recomienda visitar la medina en horas diurnas y con guía, por las noches, puede resultar peligrosa.

  FEZ 25-02-2018 13-59-28.JPG FEZ 25-02-2018 14-25-52.JPG FEZ 25-02-2018 14-27-58.JPG FEZ 25-02-2018 14-29-05.JPG FEZ 25-02-2018 16-37-36.JPG FEZ 25-02-2018 16-37-47.JPG FEZ 25-02-2018 17-01-40.JPG FEZ 25-02-2018 17-02-20.JPG FEZ 25-02-2018 17-25-09.JPG FEZ 25-02-2018 17-27-34.JPG FEZ 25-02-2018 17-43-35.JPG FEZ 25-02-2018 17-44-03.JPG FEZ 25-02-2018 17-52-01.JPG FEZ 25-02-2018 19-41-44.JPG FEZ 25-02-2018 20-59-36.JPG FEZ 25-02-2018 21-09-46.JPG

La  ciudad antigua esta formada por dos barrios: Fez el Yadid o ciudad nueva, creada 1276 por los Merinidas y Fez el Bali la medina primitiva.

FEZ EL YADID 

En ella destaca el Palacio del Dar el Majzen, con amplia explanada y grandes puertas bellamente decoradas (no visitable). Este palacio real mide unas 8 hectáreas y esta en  el antiguo barrio judío o Mellad, hoy comercial, donde a diferencia de las viviendas de la medina,encontraremos casas de  dos plantas con vistosos balcones de madera.  En él es interesante  visitar  la Bab Mellah, puerta de entrada al barrio, donde se encuentra el cementerio judío, el museo de la Sinangoga,  la Casa de Maimonides lugar de peregrinación de los judíos y el Derb Lihoudi, antiguo fondak.

FEZ EL BALI

Al oeste de la medina y cubierta de azulejos en tonos azulados, nos encontramos con la famosa  PUERTA AZUL ó Bab Bou Jeloud  junto a una animada plaza que  podíamos decir que e pretende ser la hermana gemela de la Jemaa Fna de Marrakech, con animación permanente. Esta puerta es el acceso principal a la medina.

Es la entrada más caraterística de la medina, la más famosa de la ciudad, de origen almohade del siglo XIII. Es a partir de aquí , donde comienza el mayor espacio peatonal del mundo, la mayor medina del Magreb con miles de calles laberínticas, siendo muy fácil perderse, por lo que se recomienda llevar un guía local. Clasificada como Patrimonio Mundial de la UNESCO, encierra en su interior algunos de los mas bellos edificios de Marruecos, cuya visita es IMPRECINDIBLE.

Madraza Bu Inaniya. Arquitectura merinida del siglo XIV, una de las más importantes de la ciudad, con bello patio lujosamente decorado.

Tampoco perderse la  Mezquita Qaraouyn,  y la Madraza El Attarin,cercana entre si, esta madraza es la más bella de Fez. Es del siglo XIV, obra maestra, destaca su patio de mármol rodeado de marquesinas de madera de cedro y bellos azulejos.

Mezquita de Qarauiyn (Karaouine), del siglo X, una de las mas antiguas y grandes de Marruecos. En ella se fundó la más antigua universidad del mundo, anterior a la Sorbona o a Oxford. Con esbelto alminar y amplia biblioteca, es posible divisar su gran patio con columnas de mármol asemejándola a la Alhambra granadina. No visitable para los no musulmanes.Aunque se puede entrar en  la magnifica sala de lectura de su biblioteca.

Tampoco debéis perderos el Barrio de los Curtidores, también llamada Chouara, está a orillas del río Fes que cruza la medina. Es la curtiduría más grande del país, recientemente restaurada, de 7200 m2, con numerosas cubetas de colores y cientos de pieles secándose al sol, transformando la piel de los animales en cueros para los más de 400 artesanos. Un lugar curioso, donde destaca el fuerte olor, que nos transporta a la edad media.
Se descubre desde las terrazas de algunas casas adosadas convertidas en tiendas, bazares, que sirven el té mezclado con flores de color naranja y pasteles, ó donde te ofrecen una ramita de yerbabuena para hacer el olor más soportable.
Es el monumento más visitado de la Medina.

Mezquita de los Andaluces, cercana a esta puerta, en el barrio de los Andalusíes del siglo X, destaca la puerta norte entre las obras más importantes del arte marroquí, con un hermoso artesonado de madera. El interior es zona de oración, solo visitable por los musulmanes.

Medersa Sahrij, cercana a la mezquita anterior siglo XIV y construida por los merinidas, bellamente decorada y visitable.

Bab Khoukha. Se encuentra ubicada al noroeste de la medina, es otra opción para acceder al barrio andalusí  y a su mezquita.

Al este en la periferia se encuentra el barrio de los alfareros. Permite ver el proceso de fabricación de la cerámica azul y la técnica artesanal del azulejo, y algo más alejado en nuevo polo artesanal del Ain Nokbi, salida hacia Oujda.

Tras visitar la Medina, nos fuimos a dormir al camping el Diamante Verde, ya que desde hace unas semanas y por varios atercados no esta permitido la pernocta de las autocaravanas en los parkings  próximos a la medina

Parkin Fes: N 34.054984,W -4.974149 Bulevar Ben Mohammed Alaoui

Parking Fes:N 34.060750, W-4.986388 Plaza Boujloud

Camping DIAMANTE VERDE

 

DIA 4, 26/02/2018. FEZ-IFRANE-ARZOU-GARGANTAS DEL ZIZ (306 KM)

Por la  mañana, salimos pronto hacia a Ifrane  que se encuentra a 63 km de Fez, y fue fundada al final de los años 20 durante la época del protectorado francés, como estación balnearia de montaña. Se la conoce como la “pequeña suiza marroquí”, y es verdad que su aspecto de  casas de tejados inclinados, propias de las zonas montañosas, amplias y limpias avenidas, parques muy cuidados, nada tiene que ver con las medinas abarrotadas y el típico caos de este exótico país.

Es una ciudad de alto poder adquisitivo donde veranea la gente con más recursos del país y durante el invierno, debido a las dos estaciones de esquí con las que cuenta, Mischiffen y Jebel Hebri, es también muy frecuentado por los más pudientes. En Ifrane se encuentra la Universidad más importante, y cara, del país, la Universidad Al Akhawayn, de carácter privado y a la que, por tanto, sólo pueden acceder los más ricos. Ifrane cuenta con un Palacio Real de unos 3 km de perímetro, que no es posible visitar.  Limitando con el palacio está el Jardín de la Prairie, que cuenta con un bonito lago artificial. En el centro de la ciudad hay una escultura tallada en piedra dedicada al León del Atlas, uno de los felinos que habitaba en esta zona y que se ha convertido en el emblema de la ciudad. No se sabe exactamente quién la esculpió, algunos dicen que fue un preso cristiano, otros un legionario e incluso un profesor de diseño.

  DSC_1681.JPG DSC_1684.JPG DSC_1689.JPG DSC_1699.JPG DSC_1698.JPG

Sin embargo, el encanto de esta zona del país , no esta en esta ciudad, si no que se encuentra en los alrededores en el Parque Natural de Ifrane, que alberga uno de los mayores bosques de cedros del mundo.

El bosque de cedros

Siguiendo la N8 dirección Azrou, nos encontramos con esta maravilla de la Naturaleza.El Parque Nacional de Ifrane está cubierto, en gran parte, por unos bosques de cedros impresionantes, con ejemplares muy antiguos, como el CEDRO GOURAUD, que aunque lleva 10 años seco es uno de los más famosos reclamos turísticos. El acceso a él un poco complicado, pues llegas a meterte por una pista forestal, donde a parte de tener cuidado con la nieve , si vas en época invernal, tienes que tener cuidado con lo que realmente es el mayor reclamo turístico de la zona. LOS MACACOS DE LA BERBERIA,  que no es raro verlos cruzando la carretera, esperando que les des de comer o subidos a la AC.

Tras esta parada obligatoria y después de disfrutar de la nieve con improvisados trineos (tablas de surf) nos dirigimos hacia el desierto, aunque antes nos quedará una jornada muy interesante de paisajes  nevados y lagos helados, que solo pueden ser posible si se atraviesa el ATLAS.

Siguiendo la N13 desde Arzou  llegamos a Mildet, pero nuestra última parada de hoy será ya en las puertas del desierto en las GARGANTAS DEL ZIZ, allí donde el Atlas y las nieves casi perpetuas dan lugar al desfiladeros rocosos, perfilados por ríos, que bajan hacia el desierto dando lugar a verdaderos oasis y palmerales. Allí junto al Túnel del Legionario, se encuentra EL CAMPING JURASIC, que no sería en principio otra cosa que una KASBAH con magníficas  vistas, pero cuya hospitalidad lo eleva a una categoría de lugar muy recomendable para el viajero.

El túnel del legionario está situado en la carretera que va desde Midelt a Er Rachidia, concretamente a unos 20 km al sur de Rich, dirección hacia Er Rachidia. Este es un túnel que hace de puerta a las gargantas del río Ziz, con sus palmerales, ksars, etc... fue cavado en roca calcárea a pico y pala (unos 50 metros de largo, 10 de alto y 10 de ancho aprox.), por la legendaria Legión Extrajera Francesa, durante la vigencia del protectorado francés en Marruecos y sigue estando como lo dejaron originalmente.

  DSC_1752.JPG DSC_1753.JPG DSC_1763.JPG

Parking Cèdre Gouraud 33.431927, -5.156017

Paking Bosque de Cedros 33.405567, -5.184655

Parking  Jurasic ( tunel del legionario) GARGANTAS DEL ZIZ N 32.154, W -4.37553

 

 DIA 5, 27/02/2018. GARGANTAS DEL ZIZ-ERFOUD-MERZOUGA

Salimos hacia Merzouga después de desayunar los famosos crepes marroquís, que los habíamos encargado la noche anterior en la recepción.

Pero antes nos dimos un paseo por una agrupación de casas cercanas al camping, donde nos invitaron a visitar esta típica casa bereber.

En el camino hacia las dunas te encontrarás la Source Bleue de Meski. Este lugar es un palmeral donde existe una fuente de agua que emana de una cueva y que la han transformado en piscina, haciendo esta las delicias de pequeños y grandes. Está lleno de autocaravanas porque si el día acompaña te puedes bañar. Pero nosotros estamos deseando ver y disfrutar de la arena, así que continuamos hacia Erfoud. Tras una brevísima parada continuamos. Nuestro siguiente camino estuvo lleno de interesantes momentos, como parar en medio de la nada para buscar fósiles y/o deternerse para esperar que una manada de dromedarios atravesaran la carretera.

Sobre las una llegamos a Merzouga, al NASSER PALACE, donde comimos y desde donde partimos a las cinco en una excursión en camello hasta la GRAN DUNA

DSC_1841.JPG DSC_1849.JPG DSC_1914.JPG DSC_1924.JPG DSC_1962.JPG DSC_1960.JPG DSC_1964.JPG DSC_1974.JPG DSC_1980.JPG DSC_1981.JPG DSC_1986.JPG

Merzouga

Es un pueblo de calles sin asfaltar y con sus casas de adobe, pero donde se concentran la mayor cantidad de hoteles del desierto, ya que tiene la suerte de ser la población más próxima a las dunas de ERG CHEBBI.

Esta pequeña población sigue conservando el encanto tradicional de los pueblos bereberes, pero tiene el lujo de unos servicios turísticos que nada tienen que envidiar a los Europeos.

Cuando se llegue al desierto es imprescindible no solo las gafas sino también un buen pañuelo, para evitar el viento y el sol. Los bereberes no van así por gusto.

  IMG_20180227_175029.jpg IMG_20180227_152555.jpg IMG_20180227_152703.jpg IMG_20180227_153011.jpg DSC_1990.JPG DSC_2018.JPG DSC_2038.JPG DSC_2061.JPG DSC_2068.JPG DSC_2084.JPG DSC_2090.JPG DSC_2099.JPG DSC_2108.JPG DSC_2111.JPG DSC_2131.JPG DSC_2154.JPG DSC_2139.JPG DSC_2198.JPG

Tras la excursión en camello, decidimos probar la PIZZA BEREBER, que nos habían recomendado. Así que esta noche cenamos en el hotel.

  IMG_20180227_213042.jpg IMG_20180227_213057.jpg IMG_20180227_214204.jpg IMG_20180227_220010.jpg IMG_20180227_220017.jpg

La PIZZA BEREBER, o Madfoune del Tafilalet, es una masa  de pan que se rellena de carne, huevos duros, especias y verduras. Es bastante consistente y es el plato típico del desierto.

Area de Source Bleue N 31.85754 W 4.28347

Parking NASSER PALACE N 31°8’40.56” W -4°1’33.708”

 

DIA 6, 28/02/2018. MERZOUGA-TINEJDAD

Antes de la salida del sol, decidí pasear por el desierto para sacar algunas fotos del amanecer. Toda una experiencia...

  DSC_2208.JPG DSC_2213.JPG DSC_2226.JPG DSC_2266.JPG

Nuestro plan era pasar dos días en el desierto y dedicar esta jornada a una ruta 4X4. Nos encaminamos con nuestra AC a otro hotel que nos había recomendado un vecino de la localidad. El hotel es Kanz Erremal, y es todo una pasada.

DSC_2291.JPG DSC_2296.JPG DSC_2302.JPG DSC_2305.JPG

Pero la suerte nos deparó una jornada muy diferente. UNA TORMENTA DE ARENA se levantó y nos impidió realizar las actividades previstas. Como en las películas, una nube de polvo axfisiante nos impedía hacer cualquier cosa, por lo que decidimos continuar la ruta.

Así pues ponemos rumbo a Rissani, donde se encuentra una de las mejores puertas del Desierto, y de ahí continuamos por la carretera  que nos llevará a los famosos pozos de agua ó  KHETTARA de FEZNA. Una khettara es una larga galería de varios kilómetros de longitud excavada manualmente con muy pequeña pendiente, que penetra por el subsuelo hasta alcanzar el acuífero.
Además, una de las experiencias únicas es bajar a su interior y disfrutar de las galerías internas.

DSC_2326.JPG DSC_2328.JPG

La noche se nos echó encima y decidimos pernoctar en una gasolinera a la entrada de Tinejdad. Sin problema, está vigilada PERSONALMENTE por un empleado de la gasolinera.

Gasolinera Tinejdad: N31.514896, W -5.016321

 

DIA 7. TINEJDAD– GARGANTAS DEL DADES- OURZAZATE

A través de la Nacional 10 a los pies del Atlas, la cordillera nos regala impresionantes rutas esculpidas por el agua. Las Gargantas del Todrá, es la primera de esas maravillas en visitar (para ello has de desviarte a la altura de Tinerhir). Sus paredes verticales de más de 300 metros nos reciben con tenderetes de alfombras bereberes y con comerciantes que, usando el trueque de mercancías con los turistas, añaden un atractivo pintoresco más a este lugar. Es aconsejable atravesarlas con las autocaravanas y luego dar un paseo tranquilamente por sus tenderetes. No se tarda tanto, salvo que entres en la dinámica del regateo comercial.

Volvemos a la N10 para continuar por la llamada Ruta de las Kashbahs ó ‘Valle de las Rosas’, a lo largo de la cual se repiten las imágenes de vegas verdes, montañas áridas y pueblos de adobe y madera con sus kashbahs. Las Kashbahs, son fortificaciones o ciudadelas que dependían de un PACHÁ o señor de las tierras y que servían para dar cobijo y defender a la población cercana y a los viajeros de las tribus bereberes en su camino comercial, de posibles incursiones de pueblos vecinos

  DSC_2372.JPG DSC_2381.JPG DSC_2388.JPG DSC_2390.JPG DSC_2419.JPG

Otro de los regalos de esta ruta, y no es el último, es la espectacular Garganta del Dadés, un tajo profundo y enorme con una serpenteante carretera que sube hacia las alturas. Antes de llegar a ella nos encontramos con los llamados Dedos de Mono, son una formación rocosa, de arenisca rojiza que se asemeja a las manos de un simio.

Tras subir a las alturas volvemos sobre nuestros pasos y nos incorporamos a la N10. Kelaat M’Gouna es la puerta de entrada al Valle de Las Rosas; la mejor época para visitarla es en primavera. Justo cuando los campos de rosas están en su mejor momento. Aquí solo paramos para hacer acopio de algunos de sus mejores cosméticos.

  DSC_2545.JPG DSC_2556.JPG DSC_2571.JPG DSC_2466.JPG DSC_2476.JPG DSC_2487.JPG

Y  tras comprar cosméticos para un año continuamos camino hacia la Kasbah Amerhidil, que se encuentra en la ciudad de Skoura, en la salida para Ouarzazate. Encontrarla puede resultar un poco tedioso si no te fijas en los carteles ya que hay que meterse por un camino y atravesar el curso seco de un río. Pero merece la pena.

Esta Kasbah es famosa no sólo por el Palmeral en el que se encuentra, que es el más afamado del país, sino porque su silueta es la imagen del billete de 50 dirhams. Esta muy bien conservada y la visita bien merece la pena.

  DSC_2607.JPG DSC_2612.JPG DSC_2617.JPG DSC_2622.JPG DSC_2630.JPG DSC_2632.JPG DSC_2649.JPG DSC_2658.JPG DSC_2660.JPG DSC_2698.JPG DSC_2708.JPG DSC_2723.JPG DSC_2724.JPG

La noche nos vuelve a sorprender así que nos dirigimos a Ouarzazate, al camping municipal, cerca de la Kasbah  Taourit, que visitaremos mañana. 

 

DIA 8.  OUARZAZATE-AIT BEN HADDOU- MARRAKECH

Nos disponemos a conocer la ciudad de Ouarzazate, famosa por ser la sede de los mayores estudios de cine del Desierto. En sus proximidades se han rodado películas tan famosas como LAWRENCE DE ARABIA, GLADIATOR O LA GUERRA DE LAS GALAXIAS.

Y es que esta Meca del cine sorprende solo con entrar en la ciudad. Lo primero que en ella te encuentras es la Kasbah  Taourit, que es otra ciudad fortificada en las inmediaciones de Ouarzazate. Está considerada de las mejores conservadas de Marruecos.

DSC_2733.JPG DSC_2741.JPG DSC_2748.JPG DSC_2753.JPG DSC_2760.JPG DSC_2761.JPG DSC_2762.JPG DSC_2786.JPG DSC_2794.JPG DSC_2795.JPG DSC_2799.JPG

Es cierto que que en cada esquina te puedes encontrar una Kasbah y que puedes terminar empachado. Por eso es recomendable hacer una selección antes de ir, no solo porque no tenemos tiempo material para visitarlo todo, sino porque además puedes terminar harto.

Tras visitar la medina que rodea esta Kasbah y asistir a la ceremonia del té, continuamos rumbo a Marrakech, ya que el día queremos dedicarlo a las Joyas de las Kasbah, la Kasbah Ait Ben Haddou.

Los Ait Ben Haddou fueron una poderosa familia de guerreros bereberes que dominaron gran parte de las laderas del sur del Atlas en un precario equilibrio de poder con otras dinastías rivales.

Y el Ksar de los Ait Ben Haddou es un reflejo majestuoso de aquellos tiempos convulsos. Desde la orilla opuesta del río, donde hoy viven la mayoría de los habitantes del lugar, la Kasbah es un muro imponente del que emergen, sin aparente orden, torres, atalayas y terrados. Para llegar a él os recomendamos cruzar el río por los puentes de sacos de arena. Una vez dentro, un verdadero laberinto de barro que pone de manifiesto que la mejor estrategia de defensa posible es que no haya espacio para organizar un ataque. Desde las Alturas podrás divisar un valle lleno de palmeras y de huertos. El cauce del río permite en una sucesión de pequeños pueblos que, a menor escala, repiten el mismo esquema. Y todo este espléndido paisaje se ve enmarcado por el desierto y las nieves eternas del ALTO ATLAS.

  DSC_2829.JPG DSC_2830.JPG DSC_2850.JPG DSC_2851.JPG DSC_2855.JPG DSC_2866.JPG DSC_2867.JPG DSC_2880.JPG DSC_2890.JPG DSC_2905.JPG DSC_2908.JPG DSC_2915.JPG

Y es precisamente, esta cadena montañosa, la que hemos de atravesar para llegar a nuestro lugar de pernocta, que no es otra que La ciudad Roja” de Marrakech.

La carretera se hace eterna, estrecha, con curvas de vértigo y con conductores kamikazes, donde las obras y el estado del asfalto parece no importarles. Eso sí, paisajes bellísimos que vienen a aliviar nuestro estado de estrés. Tras cinco largas horas, llegamos a Marrakech.

Ciudad bulliciosa donde las haya y con un tráfico imposible, decidimos dirigimos a un camping y desde allí coger un taxi para visitar el centro de la ciudad. El Camping municipal de Marrakech es el eligido. Allí nos ofrecen un taxi para llevarnos al centro y recogernos cuando queramos, son 40 dirham por persona.

Por lo que nos duchamos y nos vamos de Tour. El taxi nos deja en  la plaza de JEMMAA EL FNA, podemos disfrutar de un ambiente que no decae durante todo el día. Ha anochecido, así que la plaza se llena de coches de caballos, de tenderetes que ofrecen caracoles, zumos de fruta, puestos de comida y de mujeres que te pinta las mano con la famosa HENNA. Decidimos disfrutar del lugar y dejarnos llevar por los sentidos. Y es que esto es una FERIA. Cerca de la plaza, se encuentra La mezquita KOUTOUBIA, es el icono de la ciudad, su minarete puede verse desde cualquier parte, con casi 70 metros de altura. Es el edificio  más alto de Marrakech, quedando prohibido construir otro más alto que él. Es aquí donde nos recogió el taxi a eso de las una de la mañana. Y es que Marrakech es una ciudad llena de vida, incluso nocturna.

  DSC_2947.JPG DSC_2953.JPG DSC_2957.JPG

Hay mucho que ver y visitar en esta ciudad, pero eso quedará para otra ocasión, pues mañana tenemos un largo camino de regreso.

Parking de la Kasbah TAORIRT   30.920446, -6.898562

Parking AIT BEN HADDOU N-31.042423 W-7.130021

 

 DIA9. MARRAKECH- ASILAH (535 KM)

Nos esperan más de 500 kilómetros todos por autopista de peaje. Sin problemas de curvas, obras y formas de conducción muy particulares llegamos a Arcila ó Asilah. Una localidad al borde del mar con indudable encanto. Aparcamos junto al puerto en una de las puertas de acceso a la medina.

La Medina de Arcila

La medina de Arcila, es pequeñita y coqueta y se caracteriza por el constante sonido del mar en calles limpias y silenciosas, y con un alumbrado público muy original  “linterna de Asilah” y su enlosado es obra de artistas locales.

Las casas son blancas, adornadas por pinturas murales de los artistas que la visitan. Las mezquitas pequeñas y muy limpias están totalmente pintadas de blanco. Bien podría decirse que estamos en un pequeño pueblo andaluz.

Las murallas que  la rodean fueron construidas por Alfonso V de Portugal en el siglo XV. Tiene varias puertas, las más importantes son Bab Homar o puerta Tierra, abierta bajo una torre, con el escudo de armas del rey de Portugal, y la Puerta del mar, Bab Bhar, junto a la torre cuadrada portuguesa que domina toda la ciudad. Bab Al Kasba, en la zona norte y rodeada por jardines y frente al cementerio musulmán.
Entrando por Bab Kasba se llega a la calle Alcazaba, donde se encuentran antiguos acuartelamientos españoles, la mezquita Kebir, con alto alminar octogonal es otra de sus manifestaciones culturales.

Esta calle termina en la plaza de Sidi Ali Ben Hamdush, con su una pequeña mezquita usada como templo católico por los portugueses y dominada por la alta torre Al Kamra, o Portuguesa, símbolo de la ciudad.

Siguiendo junto al mar se pasa por las antiguas escuelas españolas para llegar al caserón hispano morisco, el Palacio de Raisuni, o de la cultura. Asiento del Mussel Cultural, bonito edificio de amplios salones y patios decorados al estilo andalusí, tiene unas amplias cristaleras que dan al mar.

A pocos metros se encuentran el juzgado y el cementerio musulmán, pintoresco y encalado, con tumbas de cerámica multicolor.
Sobre el cementerio se encuentra el mirador de Arcila, donde es posible contemplar una inmejorable puesta de sol.

Fuera de las murallas, al sur de la medina y junto al mar, se encuentra el cementerio judío.

Asilad parking 35.4673,-6.036

 

DIA 10. ASILAH-  CEUTA (147 KM)

De Asilah a Ceuta hay unos 75 kilometros, pero nos levantamos temprano porque la frontera sigue siendo un tanto tediosa cruzarla. Esta vez solo fueron dos horas, pero lo suficiente para desesperarse.

Cogemos el ferry a las once, y nos despedimos de un país que nos ha cautivado tanto que no tardaremos en visitar. Sus pueblos, sus paisajes, su luz y su colores; sus sabores y sus olores, su música y su silencio... pero sobretodo su gente  y su hospitalidad, nos han despertado todos los sentidos.

Parking Ceuta N 35. 881053 W-5.325854

No hay comentarios

Agregar comentario

Debe ser Conectado para agregar comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: