LAS HURDES EN AUTOCARAVANA

LAS HURDES EN AUTOCARAVANA

Son varios los viajes en autocaravana que habíamos realizado por Extremadura, pero aún teníamos pendientes recorrer la comarca de las Hurdes. Aquella que Buñuel dejara marcada en su película "Tierra sin pan" o escritores como Unamuno, en sus escritos como el ejemplo de la España Profunda, de la extrema pobreza y de la miseria más severa,  lugares recónditos donde sus  habitantes, subsistían en el día a día con lo poco que, aquellos valles prácticamente incomunicados, les aportaba.

Esa incomunicación durante siglos, ha hecho que esta comarca mantenga tradiciones y costumbres ancestrales, que su lenguaje sea bastante peculiar y que por sus montañas los ríos y arroyos corran de manera salvaje, haciendo de estos paisajes algo espectacular y único. Cascadas, meandros, pueblos deshabitados, bancales, laderas escarpadas nos darán la bienvenida por unas carreteras llenas de curvas con miradores y áreas recreativas en cada uno de los recodos del camino. Esta comarca que histórica y geográficamente ha permanecido unida a las Batuecas y por ende a La Alberca (Salamanca), está compuesta por seis municipios: Caminomorisco, Casar de Palomero, Casares de las Hurdes, Ladrillar, Nuñomoral y Pinofranqueado. De los que dependen unos 41 núcleos de población, de todos ellos solamente 9 superan los 150 habitantes. 

DIA 1.  ANTEQUERA- PLASENCIA

Salimos después de Comer por lo que decidimos hacer camino, para poder dedicar el mayor tiempo posible a Las Hurdes. Llegamos a Plasencia a las nueve de la noche y como en otras ocasiones aparcamos junto al Parque de la Isla cerca del Centro . En esta ocasión no visitamos la ciudad (Es la quinta vez que estamos) y por supuesto no nos bañamos en su piscina natural junto al parking, pero no pérdais la ocasión de hacerle una visita a " La ciudad que me place". 

 

DIA 2.  PLASENCIA - OVEJUELA - HORCAJO - EL GASCO

Salimos sobre las diez de la mañana. La distancia no es mucha entre pueblo y pueblo, pero la orografía tan escarpada de la zona, te obliga a bajar al valle para volver a subir otra vertiente distinta para llegar a otro pueblo que, en línea recta, puede estar a 5 o 10 km del anterior. Estos pueblos no están totalmente incomunicados unos con otros. Existen senderos tan antiguos como las propias aldeas, que a pié o en cabalgaduras (aún existen mulas en esta zona), "facilitan" el trasiego de sus vecinos. Entrecomillo lo de facilitan, ya que de fácil no tiene nada caminar por estos escarpados senderos, que pasan a ser hasta peligrosos si la noche se os echa encima. Con esto os quiero decir que casi todas las vías aptas para vehículos terminan en algunas de estas aldeas, por lo que después de hacer la visita debes regresar por donde has venido, llegar a la nacional, y volver a subir por otra nueva carretera de montaña hasta el siguiente pueblo.

Las carreteras son estrechas pero bien asfaltadas y en casi todas hay merenderos o zonas recreativas con vistas espectaculares sobre el valle.

Además un consejo, no intentes adentrarte en ningún pueblo con la autocaravana, en muchos ni un coche entra. Esa inaccesibilidad, hace que las calles más estrechas sean las más pintorescas, las que conserven las casas típicas de esta zona con los tejados de pizarra y las paredes de piedras. Ya son muchas las zonas que han cedido a otra estética más moderna, que no solo afean pasiajisticamente sino que estropean el posible reclamo turístico de la zona. De ahí que recomendamos adentrarse en los pueblos más pequeños, en las alquerías, y en algunos casos, aunque sea duro decirlo, mejor conservados a causa del abandono y la despoblación.

El término alquería procede del árabe, y significa pueblo o caserío. Hace referencia a pequeñas comunidades rurales, que en las Hurdes cobra un especial significado. La ruta de las Alquerías te permite descubrir poblados encaramados en laderas que se precipitan hacia el río, combinando la arquitectura negra de piedras y pizarra, con los vivos colores del entorno natural.

Nuestra primera parada será la Alquería de OVEJUELA. Ésta depende del ayuntamiento de Pinofranqueado. Con 86 habitantes censados, su historia está ligada al Convento Franciscano de Los Ángeles del siglo XIII. Ya en documentos del siglo XI, aparece esta localidad con el nombre de Oveiola.

Aquí dejamos la Autocaravana en un merendero que existe a escasos 50 metros del pueblo. Nuestra idea era visitar el "CHORRRITUELO", una cascada de 70 metros de altura. Para ello hay que dirigirse a la plaza del pueblo y adentrarse por detrás de la iglesia. Está señalado pero muy deficientemente y encontrar algún habitante fue difícil. Finalmente dimos con la senda, que pasa por la piscina natural a la salida del pueblo y continuamos hasta la hermosa cascada sobre una poza de agua cristalina, que hace las delicias de los visitantes en época estival (no olvidéis los bañadores si vais en verano, porque en todos los pueblos hay un lugar donde refrescarse en los ríos). Esta ruta es de 6 km ida y vuelta y no presenta dificultad alguna.

Nuestro siguiente destino será HORCAJO, cuyo interés principal es visitar la Alquería abandonada de El Moral, siguiendo un sendero de unos 2 km de ida. Merece la pena acercarse y verlo. Lo abrupto del terreno y la disposición del poblado, te lleva a recordar que no era tan exagerado Buñuel. Además encontrarás alguna que otra sorpresa, pues el trasporte mejor adaptado a este terreno es el BURRO o MULO, por lo que lo verás por cualquier sendero, pueblo o camino, haciendo las delicias de mayores y pequeños.

Desde aquí, y como era la hora de comer, decidimos acercarnos a uno de los numerosos merenderos que habíamos visto en el camino de ida, con barbacoas y mesas. De todas formas había que volver hacia la nacional para salir dirección EL GASCO.

El GASCO es una alquería de solo 175 habitantes perteneciente a Nuñomoral, y sin duda uno de los núcleos de población más impresionantes de las Hurdes. Llegamos sobre las seis de la tarde y aparcamos en el único lugar posible, en la plaza del pueblo. Aquí dormimos sin problemas, sin ruidos. Además no puedes avanzar más porque es aquí donde termina la carretera que une El Gasco con Martilandran, y que cuenta con varios miradores desde donde podrás observar los meandros y curvas del río, así como los numerosos bancales cultivados de almendros, olivos y cerezos que lo rodean. Estas dos poblaciones están unidas por un sendero de 12 km, no exento de dificultad. Nosotros no pudimos parar ni en MARTILANDRAN ni en ningún mirador, por falta de espacio de aparcamiento para nuestras autocaravanas. Por lo que decidimos acercarnos al mirador  de El Gasco que se encuentra a un kilómetro de esta Alquería. Las vistas sobre el río Malvelillos merecen la pena.

Parking Ovejuela    40.30729, -6.43735 

Parking de Horcajo 40º21´42" 6º21´36"

Merendero junto el río ESPERABAN 40.348374, -6.353330

DÍA3. EL GASCO - CASARES DE LAS HURDES - RIOMALO DE ARRIBA - LA ALBERCA

A la mañana siguiente decidimos hacer el sendero que te lleva a la cascada más alta de las Hurdes. El Chorro de la Meancera, ó Miacera a 1414 m. y con una caída de más de 100 metros. El recorrido es cómodo y está muy bien señalizado. Durante todo el recorrido esta empedrado y vallado por maderas. Son unos 4 km ida y vuelta. Y pasas por la piscina natural que está a la salida del pueblo.

También se inicia desde el mismo lugar el sendero que une El Gasco con Martilandrán, que transcurre por los meandros. Es muy bonito pero no es apto para ir con niños, pues hay muchas subidas y bajadas así como otras dificultades del camino (piedras, barrancos...etc). De la misma forma que aconsejamos no realizar en solitario el camino hacía el Volcán por la dificultad del terreno. Y es que EL GASCO posee un volcán que no es tal, sino un cráter provocado por la caída de un meteorito. Declarado desde 2003 lugar de interés científico. Las vistas desde lo alto son impresionantes!!.

Después de nuestra caminata, paseamos por el pueblo y esperamos a que viniera el panadero para comprar pan, pues en la pequeña tienda que existe, ya compramos queso y a un vecino miel de encina y castaña.

Sobre la una de la tarde, salimos dispuestos a visitar Casares de la Hurdes pero nos fue imposible dejar nuestra auto, así que continuamos camino y desde lo alto del puerto, en un merendero con unas vistas espectaculares, paramos a comer. En el camino nos dejamos sin visitar Aceitunilla, que según habíamos leído era una de las alquerías más bonitas, pero el acceso no era del todo recomendable y nos quedaban alguna que otra por visitar, y tampoco queríamos morir de empacho.

Nuestra siguiente parada es RIOMALO DE ARRRIBA, la mejor Alquería conservada de nuestro viaje a las Hurdes. Dentro de la ruta de Alfonso XIII, esta visita no te llevará más de una hora. Calles empedradas, casas de piedra y tejados de pizarra, parece un decorado de una pelí o un pueblo fantasma ya que desde que aparcamos a la entrada del pueblo junto a la piscina municipal hasta que nos fuimos los únicos que nos acompañaron en la visita fueron dos gatos y el ruido del agua.

Desde aquí y tras el paseo pusimos rumbo a La Alberca, que aunque actualmente pertenece administrativamente a otra provincia, históricamente ha estado muy unida a las Hurdes.

Dejamos los vehículos en el área de autocaravanas de LA ALBERCA donde  pernoctamos, ante de lo cual decidimos pasear y disfrutar de esta población catalogada como uno de los pueblos más bonitos de España.

Su arquitectura poco tiene que ver con la de las Hurdes. En este caso se trata de un pueblo de 2000 habitantes de casas adinteladas, de varias plantas y entramados de madera. De calles empedradas y bastante ambiente. En esta capital de comarca una de las tradiciones más arraigadas, es la Moza de ánimas, de la que puedes disfrutar o ver, todos los días al anochecer cuando una mujer acompañada de una campanilla recorre las calles de la ciudad solicitando una oración por las ánimas benditas.

En fin tras el paseo y ya un poco cansado nos fuimos a dormir

Merendero MIRADOR ROBLEDO 40.446501, -6.289274

Parking RIOMALO DE ARRIBA 40°27'25.7"N 6°15'20.2"W

Área de autocaravanas de LA ALBERCA N 40°29’17.88” W -6°6’55.908”

 

DÍA 4. LA ALBERCA- EL MEANDRO DE MELERO- LA PESGA-HEVAS- CACERES.

Tras desayunar y ante la cantidad de merenderos o áreas recreativas con barbacoas que nos encontramos por el camino, decidimos acercarnos a comprar carne de la zona a la plaza mayor de La Alberca. Allí en la carnicería compramos unos chuletones de ternera,  de raza Morucha, la autóctona de la zona, algo de cordero y como no, embutido de la sierra de Francia. Y tras ello, a la panadería a comprar pan en horno de leña y unas perrunillas. Disfrutar de nuestros viajes es también disfrutar de la gastronomía.

Decididos a aprovechar el día, ponemos rumbo a Riomalo de abajo donde se encuentra el MIRADOR SOBRE EL MEANDRO DE MELERO. Aquí hay que dejar el vehículo al principio del camino (puerta del camping). Son 3 kilómetros cuesta arriba hasta llegar a un parking, pero hay que ser muy valiente para subir por un camino estrecho con nuestras autocaravanas, donde dos coches ya lo tienen difícil para cruzarse.

La subida desde luego merece la pena, las vistas son espectaculares.

Después del paseo y con la despensa llena de viandas, nada mejor que buscar un lugar donde hacer acopio de ellas. Así que en LA PESGA, junto al embalse de Gabriel, hicimos nuestra barbacoa. Tras una pequeña siesta pusimos rumbo a GRANADILLA. Pero al llegar nos dimos cuenta que no habíamos visto bien los horarios de acceso a esta ciudad amurallada y que estaba cerrada. Como era temprano, y aún había luz, pensamos en visitar HERVÁS. En este pueblo se encuentra la mejor judería conservada de España, y  sus blancas y laberínticas calles merecen una visita.

Aunque  era ya tarde y puesto que estábamos en carnaval decidimos acercarnos a Cáceres y disfrutar de la fiesta allí. Así que, tras llegar  las once de la noche nos fuimos hasta la plaza Mayor y nos dispusimos a integrarnos en la fiesta.

Parking mirador MEANDRO MELERO 40.391201,-6.086720 

Parking LA PESGA 40°19'44.9"N 6°10'30.8"W

Parking HERVAS 40.272877,-5.865401 

Área de CACERES 39.480499,-6.366590

DIA 5. CÁCERES-MONASTERIO DE TENTUDIA-ANTEQUERA

Toca regreso, pero no queremos despedirnos de Extremadura sin antes hacer una visita a uno de los lugares más emblemáticos de Badajoz. En la población de Monesterio, en el límite con la provincia de Huelva y en las estribaciones de Sierra Morena, se alza un pequeño monasterio a 1104 m en el punto más alto de la provincia de Badajoz, cuyas vistas son inmejorables. El monasterio de Tentudía es un conjunto arquitectónico de estilo gótico-mudéjar, que tiene su  origen en una leyenda inspirada en la época de la reconquista de Sevilla, cuando el rey Fernando III, y el Maestre de la orden de Santiago PELAY PEREZ CORREA, al ver que le faltaban horas para la conquista de las poblaciones musulmanas de la zona y que la noche haría que el enemigo se reorganizara, se encomendó a la Virgen y exclamó "Santa María detén tu día" y el día se paró. Para conmemorar la victoria de la batalla, dicho maestre mandó fundar una ermita que luego con el devenir de los siglos se ampliaría.

Tras la visita, ponemos rumbo pero esta vez a casa.

Parking Monasterio de  Tentudía N 38°3’16.2036” W -6°20’16.512”

No hay comentarios

Agregar comentario

A %d blogueros les gusta esto: